La liquidez y el dinero de los depositantes ya fluye hacia los fondos, dicen las gestoras


Las bajas rentabilidades que ofrecen la liquidez y el pasivo están llevando a los ahorradores a reciclarse, y en esa búsqueda tienen mucho que decir los fondos de inversión. Aunque los datos oficiales hasta finales de abril aún no hablan de salida de dinero de los depósitos, las entidades gestoras explican que los ahorradores tradicionales en liquidez y depósitos, afectados estos últimos por la decisión del Banco de España de penalizar los extratipos, están entrando en fondos de inversión. Sobre todo, en productos monetarios y de renta fija a corto plazo.

"En un entorno de tipos bajos, los inversores vuelven la vista hacia productos más orientados a la gestión activa y la captura de rentabilidades dentro del universo amplio de la renta fija, por lo que los fondos de inversión aparecen como destino claro de sus inversiones", comenta Ana Rivero, directora de Producto e Inteligencia de Mercado de Santander AM.

En lo que va de año, los monetarios captan 220 millones de euros, mientras los de renta fija a corto se hacen con 2.070. Así, "el inversor sigue siendo conservador”, explica Carlos Magán, director del Departamento de Negocio de Ahorro Corporación Gestión, pero está buscando más rentabilidad desde los exiguos retornos de la liquidez. Con todo, los expertos reconocen que parte de las entradas en fondos de renta fija a corto se deben también a dinero que fluye desde los fondos garantizados de deuda, si las renovaciones ofrezcen menos retornos.

Paso a paso

En este entorno, los ahorradores aumentan el riesgo en sus carteras paso a paso, hacia fondos monetarios y de renta fija a corto plazo, muy conservadores y con bajas duraciones. “El cliente de depósitos quiere vencimientos de un año, y descarta los garantizados o fondos con objetivo”, dice Magán. Pero sí le gustan los fondos más conservadores y de duraciones similares a las del depósito. Raúl Moreno, director de Distribución Institucional de fondos de la gestora de Bankinter, cree que éste podría ser el primer paso hacia una mayor diversificación de sus inversiones en fondos de renta fija de mayores duraciones e incluso mixtos defensivos.

Con datos de Ahorro Corporación, en mayo las gestoras de Santander y Bankinter están entre los grupos que más crecieron en patrimonio debido a sus gamas de renta fija, sobre todo de corto plazo, y eso no se debió a trasvases derivados de vencimientos en sus garantizados, pues en ambas entidades fueron escasos, sino más bien al dinero que entró desde la liquidez o los depósitos de los ahorradores.

“En lo que va de año donde más hemos crecido es en monetarios y fondos de renta fija de corto plazo, en productos como el Bankinter Ahorro Activos Euro, similar a un fondepósito, ante la llegada de inversores en depósitos”, explica Moreno.

De los cerca de 1.700 millones que han recibido únicamente por actividad comercial, es decir, por entradas de los inversores, los fondos internacionales han captado 560 millones y los 1.200 millones restantes se han concentrado en monetarios (800 millones) y fondos de renta fija a corto plazo. En garantizados han captado 220 millones, distribuidos en cuatro nuevos fondos lanzados con TAE del 3%, aunque ahora reconoce que con retornos del 2% la historia ha cambiado. En el caso de la entidad, del 34% que ha crecido su volumen en los cinco primeros meses del año solo un 2% se explica por el efecto mercado.

Éxito de renta fija duración

Las captaciones en renta fija duración ascienden a 3.500 millones de enero a mayo, según Ahorro Corporación, gracias al éxito de fondos con objetivo de rentabilidad, que captan incluso parte del dinero que antes estaba en garantizados, dicen los expertos, pues los inversores en fondos de capital asegurado empiezan a buscar en otras categorías la forma de aumentar los retornos actuales, de en torno al 2%.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído