La liquidez es muy cara...


“Podrían pensar que ha sido imposible para un inversor perder dinero durante un siglo marcado por tan extraordinaria ganancia. Pero algunos inversores lo perdieron. Los que más padecieron fueron aquellos que compraron cuando se sentían cómodos invirtiendo y procedieron a vender cuando los titulares les hicieron entrar en pánico. Hoy la gente que mantiene liquidez o equivalentes se sienten confortables. No deberían. Han optado por un terrible activo para el largo plazo, que paga prácticamente nada y es seguro que se depreciará en el futuro. Ciertamente las políticas que los gobiernos seguirán en sus esfuerzos para aliviar la actual crisis se demostrarán inflacionarias y por tanto acelerarán el declinar del valor de los activos en liquidez.”

Warren E. Buffett, Buy American, I am. New York Times 17-Octubre-2008

Warren Buffett tiene razón. En él y en relación a la inversión no es tan raro que la tenga, claro y lo ha venido demostrando prácticamente durante toda su vida. Pero hay que ponerlo en contexto.

Cuando Warren Buffett escribió dicho artículo de opinión para el New York Times nos encontrábamos prácticamente en los peores momentos de la crisis financiera desatada a raíz de la quiebra de Lehman Brothers. La crisis venía de antes, pero el suceso de Lehman fue la rotura de todos los diques de contención: el rey estaba desnudo y no era una vista muy agradable de contemplar.

En aquel momento muchísimos inversores, acuciados por el pánico, procedieron a hacer justo lo contrario de lo que deberían, vendiendo masivamente estupendas empresas a precios ridículos y saltando a lo que parecía un activo seguro y a prueba de cualquier daño que pudiera acaecer. La liquidez o los bonos, por poner dos ejemplos, ya estaban caros entonces pero por el propio movimiento de demanda masiva hacia dichos títulos, su precio de disparó. Vendieron buenos activos a precios ridículos y saltaron a comprar activos carísimos. Mala operación. Mal timing si queréis verlo así,…algo que no es nada extraño por otro lado como comentaba con gráficos del propio John Bogle en el libro El lemming que salió raro (Eje Produc. Culturales 2012).

Y sin embargo, aún sabiendo que la liquidez es un activo carísimo en estos momentos y que se va a depreciar en el futuro- no hay más que ver los esfuerzos de los bancos centrales para ello-  Buffett mantiene un nivel de record histórico de liquidez en sus posiciones,…¿hipocresía? No lo creo; no viniendo de él. Sencillamente falta la otra parte de la ecuación: el precio del resto de activos y, en su caso un nivel mínimo de liquidez para seguridad de la división aseguradora de Berkshire Hathaway.

Benjamin Graham, fundador del value investing, entre otras muchas cosas recomendaba tener una cartera que fluctuara entre el 25-75% entre acciones y otros activos como letras o bonos. Buffett y otros grandes inversores como Klarman o Berkowitz han mantenido amplias posiciones en liquidez de manera habitual y no les ha supuesto ningún problema para seguir batiendo al mercado. Cuando en 1969 Warren Buffett decidió cerrar su partnership el motivo era que no se sentía capaz de encontrar empresas infravaloradas que le ofrecieran suficiente margen de seguridad y, decidió salirse. Cuando en 1973-74 el mercado que hasta ese momento parecía que no podía hacer nada más que seguir subiendo de continuo, se desplomó más de un 50%, Buffett volvió a invertir el dinero que había resguardado en letras y bonos del Tesoro.

Deberíamos comprar empresas sólo cuando realmente veamos, tras “serio y profundo análisis” que diría Graham, que tenemos suficiente margen de seguridad,…y si no, no. En la Carta de Lanzamiento del Argos Capital, cuando explicaba cuál sería nuestro funcionamiento, comentaba que preferiblemente invertiríamos en empresas, que es el activo que a largo plazo supone la mejor alternativa, si no encontrara suficientes empresas, compraría bonos que nos dieran suficiente margen de seguridad y, en caso contrario, nos quedaríamos sentaditos, muy tranquilos en liquidez; esperando. No es nada agradable tener mucha liquidez durante mucho tiempo, pero la decisión ha de venir no por el tipo de activo en sí, sino por el precio que nos cuesta dicho activo y las alternativas.

En estos momentos no es sólo Buffett- o el Argos- el que ha venido incrementando la liquidez, otros muchos grandes inversores han venido haciendo un proceso parecido. En mi caso sólo usaré la liquidez si encuentro alguna empresa que merezca la pena, como explicaré en la Carta del Argos a los argonautas.

Es posible que alternativa sea ir por detrás de los índices durante cierto tiempo, pero prefiero- como decía Jean-Marie Eveillard- perder inversores que perder el dinero de mis inversores. Los argonautas no merecen menos. Hace varios meses, casi un año ya, les comentaba que venían tiempos de disciplina. Me refería a que no se necesita mucha disciplina cuando ves que el índice cae un 15% y tú sólo caes un 5%, o incluso ganas un 5%,…ahí todos sienten que lo estás haciendo bien. No, me refería a la situación contraria: el mercado subiendo un 20% y tú subiendo sólo un 2%, por ejemplo. Es en ese momento, en ese preciso momento cuando es más necesario mantener la disciplina; la disciplina de saber lo que se está haciendo y el porqué, de saber porqué no subimos igual que el mercado o casi lo mismo cuando todo parece indicar que “te estás perdiendo lo mejor”. Hay que tener la disciplina de hacer como Buffett y decir: A ese juego no quiero jugar yo.

Desde que lo dije, lo cierto es que hemos venido teniendo mejor comportamiento, pero no cambio una coma de la advertencia a todos los inversores. Invertid en aquellas empresas que sabéis qué están haciendo y porqué, invertid cuando tengáis margen de seguridad de que no perderéis vuestro dinero. No pretendáis ser los que más ganan en cada día, mes, trimestre o año. Batir al mercado ya es difícil de por sí; hacerlo en el largo plazo aún más,…pero es ahí donde está la recompensa.

La liquidez es un activo actualmente muy caro, pero como os indicaba en el anterior artículo, creo que no está de mas ser prudente a sabiendas de que en dicho activo no estaremos para siempre.

Un abrazo a todos y hasta el próximo artículo.

Lo más leído