Tags: Negocio | ISR | EE.UU |

La ISR, en acción: millonarios reembolsos en Fisher Investments tras unos comentarios sexistas de su presidente


El impacto que está teniendo el auge de la inversión socialmente responsable no solo se está viendo en que cada vez son más las compañías que optan por invertir en mejorar su puntuación ESG para captar el interés de los grandes inversores, o en que cada vez son más las gestoras de fondos que llevan a cabo políticas de activismo en las Juntas de Accionistas para las compañías donde invierten implementen criterios de gobernanza, sociales o medioambientales en sus modelos de negocio.

También se nota en que cada vez son más los inversores que incluyen estos criterios a la hora de componer sus carteras o en la reducción de la tolerancia que esos inversores tienen hacia ciertos comentarios ofensivos que puedan poner en peligro una de las patas en las que se apoya la inversión responsable, como es la de reducir la brecha de género en todos los espectros sociales, incluidos también los verbales. Una prueba de ello se ha visto en las últimas semanas con un caso que bien podría incluirse en los futuros libros que se escriban sobre ISR.

Se trata del caso Fisher Investments, una compañía fundada en el año 1979 por Ken Fisher, conocido entre otras cosas por ser el tercer columnista más veterano de la revista Forbes y por ser el hijo de Philip Fisher, uno de los inversores americanos más famosos del siglo XX y autor del libro Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios, que aterrizó en el mercado español hace cinco años. A principios de octubre el fundador de la firma y presidente Ken Fisher hizo unas declaraciones muy sexistas que no merece la pena reproducir en una conferencia en San Francisco, que los asistentes a la misma no tardaron de airear con un evidente rechazo en redes sociales.

Fisher pidió después perdón por esos comentarios. “Algunas de las palabras y frases que utilicé durante una conferencia reciente para hablar de ciertas cuestiones fueron claramente equivocadas y no debería haber hecho esos comentarios. Me doy cuenta de que este tipo de lenguaje no tiene cabida en nuestra empresa o industria. Mis sinceras disculpas”, afirmó. Pero eso no ha impedido que hayan sido varios los inversores, principalmente institucionales, que han optado por retirar su dinero de la firma. En concreto, los reembolsos que ha recibido la gestora americana desde entonces ascienden a más de 3.000 millones de dólares, lo que es un patrimonio considerable teniendo en cuenta que la firma gestionaba al cierre de septiembre un total de 112.000 millones de dólares, de los que 35.000 millones provenían de mandatos o inversores institucionales. 

Algunos de los clientes que han cortado su relación con Fisher Investments han sido el Fondo de Pensiones de New Hampshire, el de Michigan, el de los empleados públicos de Florida, el plan de pensiones de la policía y bomberos de Los Ángeles  así como la gestora Fidelity que ha decidido revocar un mandato de gestión que tenía con Fisher Investment. Además, estos reembolsos podrían ir a más en los próximos días teniendo en cuenta que, según informa Reuters, la consultora de pensiones Mercer ha lanzado una advertencia a sus clientes ante la posibilidad de que se sigan produciendo más pérdidas en la compañía que vayan acompañadas, además, de salidas de sus empleados.

La gestora reafirma su apuesta por la inclusión y diversidad

Precisamente a esos empleados se ha querido dirigir el CEO de la gestora, Damian Ornani. Lo ha hecho en una carta, a la que ha tenido acceso Funds People,  en la que ha querido mostrar su rechazo hacia las polémicas declaraciones realizadas por Ken Fisher. “Los comentarios recientes también han cuestionado nuestro compromiso y apoyo a las mujeres. Como vuestro CEO, rechazo rotundamente esa noción. Déjenme ser claro: los comentarios de Ken fueron incorrectos. Él admitió eso y se disculpó por ellos. Acepto sus disculpas porque lo conozco como el fundador de este firma, ha incorporado los valores que todos compartimos en el tejido de esta firma y sé más allá de la sombra de duda que él ama a esta empresa más que a nada en el mundo”, afirma Ornani.

Además, ha subrayado el compromiso que históricamente ha tenido la gestora en aras de la diversidad y de la promoción de la mujer al tiempo que ha prometido seguir mejorando esa política igualitaria. De hecho, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo enfocado precisamente en potenciar esa diversidad e inclusión dentro de la gestora. "Ese grupo de trabajo analizará lo que hemos hecho, lo que hacemos hoy, lo que hacen otros en la industria y más allá. Esta fuerza de trabajo será dirigido por Lane, Jill y Carrianne (vicepresidentas sénior de la firma) y tendrá una representación diversa en todos los niveles de la empresa. Ellas me pasarán todas sus recomendaciones directamente a mi y serán implementadas con rapidez. Ésta es una prioridad para mi como CEO y para la compañía”, afirma Ornani en la misiva.

Lo más leído