La inversión en volatilidad funciona en época de Covid-19: hay fondos que suben un 30% en solo un mes


En el último mes el mundo no solo ha tenido que hacer frente a una expansión del Covid-19 que ha dejado ya en el mundo más de 15.000 muertos y 345.000 infectados. También se ha tenido que hacer frente a un crash en los mercados del que cuesta encontrar antecedentes y que ha erosionado las carteras de muchos inversores. Basta con ver algunas cifras: por ejemplo, no hay prácticamente ningún índice en el mundo que en el último mes no haya sufrido caídas superiores al 30% -una de las pocas excepciones es el chino CSI que ha cedido la mitad-.

Además, en esta ocasión tampoco ha habido descorrelación entre el mercado de renta fija y el de renta variable, salvo la que se ha producido en algunos momentos puntuales, y de ahí que en el último mes las rentabilidades de la deuda gubernamental hayan aumentado al haber visto caer su precio, -en esa ocasión la excepción es la que protagonizan los bonos de Estados Unidos-. De hecho, los bonos estadounidenses son los últimos que se han ganado en este último mes a los inversores, ya que su histórico compañero en ese cada vez menor grupo de activos refugio, el oro,  tampoco ha actuado de salvavidas.

Sin embargo, en medio de este pánico que se ha instalado en el mercado hay fondos que están consiguiendo generar rentabilidades superiores al 30% en el último mes, frente a las pérdidas del 30% que se han anotado los grandes índices. En la lista hay varios productos españoles (Bankinter Eurostoxx Inverso, atl Capital Quant 25) y también fondos gestionados por firmas extranjeras especializadas en aprovechar la volatilidad del mercado para generar rentabilidades positivas.

Es el caso de Amundi Funds Volatility World, de la gestora Amundi. Según explica el equipo gestor del fondo, “en el régimen de baja volatilidad - que duró varios años - nuestra estrategia de volatilidad direccional tenía una larga exposición a la volatilidad, es decir, éramos compradores de volatilidad (exclusivamente la volatilidad del índice de acciones, con un vencimiento promedio de 1 año, implementado a través de opciones líquidas que cotizan en bolsa).

En esos regímenes de baja volatilidad el fondo se utiliza principalmente por sus beneficios de diversificación y protección. Al ser de larga volatilidad del fondo se benefició del fuerte pico de volatilidades, que casi alcanzó la magnitud de la crisis financiera en 2008. Es posible que esta tendencia al alza de la volatilidad no haya terminado todavía”, afirma. Esa estrategia es lo que les ha generado el buen comportamiento del último mes y también en lo que va de año ya que se anota un 29%, según los datos de Morningstar.

Otro fondo similar que también ha conseguido repuntar más de 30% en el último mes, según los datos de Morningstar, es el Natixis AM Funds - Seeyond Equity Volatility Strategies, cuyo objetivo es “buscar un rendimiento anualizado durante su período mínimo recomendado de 3 años mediante una exposición dinámica y flexible a la volatilidad del mercado de valores”.

En concreto, al tratarse de una estrategia de inversión alternativa, el objetivo de la misma es el de servir de cobertura cuando los mercados están tranquilos y “ofrecer una verdadera fuente de alfa cuando los mercados están en modo de crisis. Desde principios de 2020 cumple claramente con su objetivo: entregar alfa máximo durante los mercados volátiles”, apuntan desde la gestora. Según la ultima ficha del fondo, con datos al cierre del mes de febrero, este producto estaba posicionado ampliamente en tresauries y liquidez y contaba con un 18% de su cartera invertida en opciones sobre índices.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído