Tags: Latam |

La inversión en fondos de renta variable emergente se acelera


"En los últimos dos años las acciones de empresas de Estados Unidos han sido la mejor inversión incluso por encima de las acciones de mercados emergentes y con base en el análisis técnico es posible que estemos llegando a un punto en el que los mercados emergentes sean de nuevo mejor inversión que las acciones de Estados Unidos", dijo J.C. Parets, analista técnico de acciones y socio de la firma Eagle Bay Capital, administradora de Fondos de cobertura con sede en Nueva York, a la agencia de noticias Associated Press.

Si comparamos la rentabilidad que han obtenido los fondos especializados en acciones de Estados Unidos y los emergentes en los últimos tres años, el claro ganador es el primero. EE.UU. registra una rentabilidad del 12,23% anual en los últimos tres años, frente a la registrada por los emergentes de cerca del 5%, según datos de Morningstar.

Sin embargo, si la comparación se hace para la última década, los fondos de acciones de los mercados emergentes han ofrecido un retorno anual mucho más interesante. Hablamos de un 15,3% frente al 7,4% anual registrado por las acciones estadounidenses.

La balanza se inclina hacia los emergentes

Aunque los rendimientos pasados no son garantía de rendimientos futuros, muchos son los expertos que cada vez están más convencidos de las oportunidades de los emergentes frente a la caída de los desarrollados, especialmente Estados Unidos. Y entre los grandes defensores de esta tesis se encuentran Bill Gross, cofundador de Pimco, uno de los fondos de inversión de renta fija más grande del mundo, y Jeremy Grantham, jefe de inversiones de la firma de gestión de activos GMO. Ambos señalan que los buenos tiempos de las acciones de Estados Unidos han llegado a su fin y que en las próximas décadas, la rentabilidad anual de las acciones norteamericanas no alcanzarán los dos dígitos.

A todo esto hay que añadir los argumentos a favor de los países emergentes. Se trata de los países donde la población y el consumo está creciendo con mayor rapidez, con economías en la mayoría de los casos estables y con un crecimiento acelerado. Además, cuentan con una enorme riqueza de materias primas, cuya demanda seguirá presente.

Lo más leído