La inversión 4.0 que apasiona a los selectores de fondos


La robótica es una temática que, poco a poco, está abriéndose hueco en las carteras de los inversores. Se trata de una idea de inversión por la que los selectores de fondos europeos están interesándose cada vez más y donde se están produciendo importantes flujos de entrada. “La popularidad de los fondos de robótica es un buen ejemplo de cómo los selectores de fondos están buscando inversiones temáticas. Son productos que, en general, pueden ofrecer una historia de marketing convincente y al mismo tiempo ofrecer buenos resultados”, afirma Mark McFee, editor financiero en MackayWilliams.

Según explican desde la consultora británica, la mayoría de los productos que existen en el mercado fueron lanzados en 2015. Eso sí: aunque la vida de estas estrategias es muy corta, los volúmenes de activos que han alcanzado algunas de ellas son muy relevantes. El que más éxito comercial ha logrado es el Pictet Robotics, fondo con la calificación Blockbuster Funds People. Pictet AM consiguió captar el año pasado con este producto 2.500 millones de euros, lo que ha elevado su patrimonio hasta los 5.300 millones. No ha sido el único producto que sigue la misma filosofía que está experimentando importantes entradas de dinero.

Además de esta estrategia, en el ranking de los productos que más flujos captaron el año pasado se pueden encontrar tanto ETF como fondos de gestión activa. Entre los primeros destaca un fondo cotizado de BlackRock, el Shares Automation & Robotics Ucits ETF (1.000 millones) y otro de ETF Securities, el ROBO-STOX Global Robotics and Automation GO UCITS ETF (560). Entre los segundos, los que atrajeron más flujos fueron un producto de Credit Suisse AM, el Credit Suisse Lux Global Robotics Equity (820 millones) y otro de Polar Capital, el Polar Capital – Automation & Artificial Intelligence (con 540).

Las gestoras son conscientes de que se trata de una categoría en la que existe una importante demanda y han puesto la máquina de creación de producto a trabajar. Es el caso de Candriam, BNP Paribas AM, Allianz Global Investors, Robeco o AXA IM, que han lanzado productos de este tipo. “En un entorno de bajo crecimiento, hay que buscar áreas donde el potencial sea mayor. Se trata de poner a disposición de los clientes fondos que busquen las empresas que mejor capturen ese crecimiento y aprovechen las grandes corrientes que existen en el mundo. La robótica es una industria que se estima crecerá a una tasa anual del 15% en los próximos años”, explica en una entrevista con Funds People Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM para Iberia.

Aunque algunas valoraciones de algunas compañías puedan parecer caras, los expertos consideran que lo verdaderamente importante es ponerlas en perspectiva con la generación de beneficios que pueden ofrecer. La historia es sencilla de vender y de fácil comprensión por parte del cliente. Cada entidad presenta la idea como considera más adecuado para captar la atención de unos selectores a los que se le saturan de productos. Para lograr que el concepto cale, es habitual que las gestoras lo eleven a nivel de categoría, como si la irrupción de los robots marcasen el inicio de un cambio de era. Es lo que hacen en BNY Mellon IM.

“La primera Revolución Industrial introdujo el uso de máquinas en las fábricas. La segunda vio el nacimiento de las cadenas de montaje. La tercera supuso la llegada de robots al entorno industrial. Es la Industria 4.0, que usa tecnología inteligente para mejorar los procesos de fabricación, lo que aumenta la eficiencia y permite adaptarlos más fácilmente a las necesidades del cliente. El objetivo es integrar automatización, datos, analítica de datos y fabricación para generar nuevos modelos operativos y de negocio. Tendrá importantes consecuencias para las empresas”, señalan desde el equipo de Walter Scott, filial de la gestora.

En Pictet AM lo ven como una mega-tendencia. “Los robots de nueva generación son más baratos, pequeños, inteligentes y confiables, más eficientes en uso de recursos, capaces de mejorar la productividad global, favorecer la producción local y facilitar productos y servicios personalizados. El crecimiento la próxima década puede ser 10% por año, hasta cuatro veces más rápido que la economía mundial, según la consultora Boston Consulting Group. Se trata de seleccionar a los ganadores del futuro. Las oportunidades se encuentran a lo largo de la cadena de valor”, subraya Peter Lingen, gestor del Pictet Robotics.

Profesionales
Productos
Empresas

Noticias relacionadas