Tags: Gestores |

“La integración de SGAM AI nos aporta mucho valor”


Lyxor AM, la gestora especializada en inversiones alternativas, ETF y productos estructurados de Société Générale, que maneja un patrimonio cercano a los 70.000 millones de euros, está en pleno proceso de integración de los activos y la estructura de SGAM AI, la unidad de gestión alternativa de SGAM que ha quedado fuera del proceso de fusión con la gestora de Crédit Agricole. Laurent Seyer, consejero delegado de Lyxor AM, explica que “el proceso organizativo sigue en marcha. Pero ya podemos afirmar que SGAM AI nos aporta nuevos activos y nos permite complementar nuestra gama”.



En ETF, por ejemplo, Lyxor optó por la réplica sintética, que puede incorporar el uso de derivados y con la que se busca conseguir un tracking error muy bajo, mientras que SGAM AI cuenta con fondos indexados que invierten directamente en valores. “Así podemos ampliar la gama y ofrecer nuestros ETF de réplica sintética y fondos indexados de réplica física”, señala Seyer.



En productos de gestión alternativa, SGAM AI cuenta con algún fondo CTA que ahora pasará a formar parte del negocio de gestión cuantitativa. Además, “nos aportan un negocio de fondos de hedge funds tradicionales. Tienen una compañía en Estados Unidos y eso nos permite lanzar producto local allí. Eso sí, nos mantenemos centrados en el negocio de cuentas gestionadas”, comenta Seyer.



Lyxor prefiere no incorporar los hedge funds puros de SGAM AI a su oferta, porque entiende que un gestor de fondos de fondos no debe tener producto propio para evitar posibles conflictos de interés. Y tampoco va a impulsar la comercialización del T-Rex, un producto que ofrece replicar la rentabilidad de los hedge funds. “En Lyxor no creemos que la beta alternativa se pueda replicar”, señala el consejero delegado de la gestora.



En cuanto a los estructurados, su oferta central se mantendrá en productos que protegen el capital. “Hay mucha necesidad de estos productos ahora. Muchos inversores, sobre todo si pensamos en los fondos de pensiones, necesitan una rentabilidad estable y decente. Deben evitar las pérdidas catastróficas. Vamos a ampliar la gama, con producto innovador y de gestión dinámica”, afirma Seyer.



El objetivo de Lyxor es que en el primer trimestre de 2010 su patrimonio vuelva a estar en los niveles previos a la crisis, y eso sin contar con los activos de SGAM AI. Seyer considera que el sector de la gestión alternativa debe dar pasos hacia una mayor transparencia. “Si nosotros no cambiamos, el cambio lo impulsarán los reguladores, y será peor. Estoy completamente a favor de más controles. Lo que hacemos con las cuentas gestionadas es dar más seguridad a los inversores”, dice.



Pero al consejero delegado de Lyxor le preocupa que se cometan errores. “El borrador de la directiva sobre gestión alternativa de la Unión Europea crea más problemas de los que soluciona. Probablemente se escribió muy de prisa. Está lleno de errores y abierto a interpretaciones confusas. Tengo confianza en que se arreglará. La regulación no se debe ver como un enemigo. Es el terreno sobre el que vamos a crecer”, comenta.



Para Seyer, la clave está en capitalizar las ventajas que ofrece la normativa UCITS. “Necesitamos una regulación clara y única. Debemos dar un paso más para que los fondos de un país se puedan vender en otro. Tenemos el marco UCITS y lo podemos usar, no hacen falta más directivas”, señala.



Seyer asegura que las gestoras deben reflexionar y analizar lo que ha pasado durante la crisis. “Debemos tener una etiqueta de transparencia en nuestros productos y en nuestros procesos. Siempre se necesitará gente que maneje el dinero. Hace falta gestionar los ahorros y las pensiones. Habrá una necesidad clara de contar con buenos gestores, pero hay que recuperar la confianza de los inversores”, afirma.
 

Empresas

Lo más leído