Tags: ISR |

La integración de la ISR en las carteras: un imperativo


TRIBUNA de Jean Philippe Desmartin, director de ISR de Edmond de Rothschild. Comentario patrocinado por Edmond de Rothschild.

La mayor demanda de transparencia por parte de la sociedad, así como la creciente tendencia de incorporar criterios de medio ambiente, gobernanza e impacto social (ESG) es imperativo en el ámbito no solo de los emisores sino también de los inversores. Si bien es una tendencia, hoy no hay marcha atrás. Por ello, en Edmond de Rothschild hemos desarrollado un modelo de análisis in house que integra la ESG en el análisis financiero.  

El modelo integra estándares extrafinancieros en nuestros análisis y es revisado y actualizado de forma habitual, así, en 2017 incorporamos al modelo los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS de Naciones Unidas para poder enfocarnos a la deuda soberana, así como a private equities y bonos soberanos.

Además, contamos con un equipo de análisis en metodologías ESG con las que podemos analizar más de 300 compañías europeas de todos los tipos sin tener en cuenta la capitalización bursátil de las empresas analizadas. Nuestras decisiones a la hora de invertir vienen definidas por el grado de sostenibilidad de la compañía en cuestión; de manera que utilizamos no solo criterios económicos-financieros, sino también criterios medioambientales, de gobierno corporativo, sociales, laborales. De esta forma, nos aseguramos que nuestra inversión a largo plazo tiene en cuenta los intereses de todos los stakeholders de la compañía.

La integración de la sostenibilidad se ha producido de una manera gradual en todas y cada una de nuestras carteras. Desde el año 2009 venimos incorporando estándares extrafinancieros a nuestros análisis habituales con el fin de promover modelos más sostenibles, controlar los riesgos y crear oportunidades de inversión a largo plazo. 

La Transición Energética y Cambio Climático

En Edmond de Rothschield apostamos por empresas que están trabajando activamente para reducir la huella de carbono. Nuestra misión es buscar el impacto positivo y acompañar y asesorar a aquellas compañías y directores en la gestión de riesgos. Sin embargo, estamos firmemente convencidos de que no habrá rendimiento financiero y rentabilidad sin responsabilidad.

Por ello, estamos comprometidos con trabajar para evitar el cambio climático. En 2015, EdR Asset Management firmó el Montreal Carbon Pledge auspiciado por Naciones Unidas con el que nos comprometimos a reportar públicamente la huella de carbón de 26 fondos (open ended funds). Además, basándonos en el TFCFD Task Force Climate-related Finantial Disclosure hemos puesto en marcha una hoja de ruta para limitar el aumento de la temperatura en el planeta. De manera paralela, hemos puesto en marcha una estrategia para la descarbonización de nuestras carteras que aplica tanto a bonos como a renta variable.

Gracias a nuestro modelo propio descrito arriba podemos identificar a las compañías con más riesgos climáticos y adaptar nuestras inversiones. Este enfoque integral de la sostenibilidad y los criterios ESG nos permite aplicarlo en todas nuestras divisiones y negocios.

Para una casa de gestión de activos con una trayectoria de más de 200 años como Edmond de la Rotschild, el largo plazo en la inversión forma parte de su ADN. Mirar a largo plazo indica un compromiso de la compañía por las generaciones futuras, más allá del rápido retorno de la inversión. Lejos de sacrificar el desempeño, la incorporación de consideraciones éticas ayuda a limitar los riesgos y la volatilidad, favoreciendo la toma de decisiones.

En Edmond Rotschild llevamos más de 10 años apostando por la integración de enfoques socialmente responsables ISR en nuestras carteras. Ya en 2010 suscribimos los Principios de Inversión Responsable de Naciones Unidas con la firme convicción de que queremos crear valor para las generaciones venideras. Hoy, tenemos más de 3,5 billones en activos ISR y desde 2010 hemos lanzado dos fondos específicos ISR: EdR SICAV Euro de desarrollo sostenible, lanzado en 2009, el EdR SICAV Euro Sustainable Credit, un fondo corporativo lanzado en 2015, y el fondo de compromiso ESG  (EdR Tricolore Rendement). A ello, hay que sumar otros dos mandatos ISR gestionados desde 2011 y 2012.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas