“La inflación no es un problema para los bonos convertibles”


Las dudas sobre si llegaremos a un escenario de inflación en los próximos meses o no está haciendo a muchos inversores reorganizar su cartera y salir en búsqueda de activos que puedan ser atractivos en cualquier escenario. Desde F&C consideran que los convertibles son un producto apto para el momento actual ya que, según afirma Alan van der Kamp, especialista de bonos convertibles de F&C Investments, “la inflación no es un problema para este activo”. Este experto considera además que este año traerá buenas oportunidades para este tipo de productos ya que, en su opinión, el mercado primario seguirá activo en los próximos meses.



Precisamente, el fondo que Alan van der Kamp representa ha sido galardonado estos días con un premio Lipper-Cinco Días. La estrategia que sigue el producto de la casa británica (que se gestiona desde Amsterdam) se basa en una elevada diversificación en la cartera y en la selección de bonos convertibles equilibrados (es decir, aquellos que pueden revalorizarse tanto en su valor como renta fija, como sacar provecho de la subida de la acción a la que están ligados ). “La diversificación nos permite un mejor resultado a lo largo del ciclo y al optar por bonos equilibrados los inversores pueden participar en dos tercios de la subida de la acción y tan sólo en un tercio de la bajada”, explica van der Kamp. A la hora de seleccionar bonos, los gestores se centran en aquellos de alta calidad y hasta el 75% de la cartera tiene calificación de investment grade.



En los últimos tiempos han cambiado la cartera y la han adaptado al actual escenario económico, de manera que han reorientado sus posiciones hacia nombres más cíclicos como KLM o Peugeot, aunque el sector de consumo no cíclico sigue siendo uno de los que más peso tiene en la cartera, en concreto el 10%, tan sólo superado por el de energía, que representa un 12%. Algunos de los bonos españoles que tienen en cartera son de Caixa Criteria y de FCC.



Este experto asegura que la crisis ha servido para que clientes privados hayan entrado en este tipo de productos, de manera que “la base de clientes ha crecido y ahora es más estable, por lo que no nos da miedo que vuelva a haber grandes salidas de estos fondos”.



F&C gestiona más de 1.300 millones de euros en bonos convertibles con una experiencia superior a 11 años.