La industria farmacéutica, un sector no tan exento de riesgos, según Henderson


Las compañías farmacéuticas están consideradas tradicionalmente como valores defensivos, con altos márgenes de beneficios, significativos flujos de caja y niveles de endeudamiento relativamente bajos. Todo ello sumado contribuye a que el sector sea capaz de ofrecer positivas rentabilidades en un entorno macroeconómico muy incierto. Sin embargo, según Henderson Global Investors, esto no significa que la industria farmacéutica viva al margen del riesgo. “Existe una preocupación generalizada sobre el impacto que podría provocar en sus cotizaciones un posible escenario de caída de las patentes en 2012”, asegura la gestora. 

 

En un artículo publicado en su página web, los expertos de Henderson Global Investors consideran que el sector tendrá que hacer frente a lo que supondrá para su cuenta de resultados una mayor competencia por parte de las marcas genéricas. No hay que olvidar que en países como España los programas de austeridad en el gasto sanitario obliga ya a las autoridades médicas a recetar en función de los principios activos que contenga el medicamento, lo que provocará un aumento en el consumo de los genéricos. En este sentido, la bajada de precios que tendrá que acometer el sector “podría afectar a los márgenes de beneficios este año”, señala la firma británica.   

 

Por ahora, desde Henderson Global Investors aseguran que las grandes farmacéuticas se están adaptando a estos vientos en contra. Según la gestora, el sector está diversificando sus fuentes de ingresos, mejorando la productividad en I+D e incluso buscando nuevas oportunidades, como lo es el sector de la salud animal. No obstante, tal vez la medida más importante que están poniendo en práctica es la expansión geográfica de su negocio, “entrando en mercados emergentes que en la actualidad representan aproximadamente el 25% de las ventas de los grandes grupos europeos”, indica.