Tags: Pensiones |

La industria de pensiones entona el mea culpa: “Muchas personas están vinculadas a productos por presión comercial”


La gente no aporta dinero a los planes de pensiones. Es una realidad que se constata con datos: según los de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, el 66,7% no hace ninguna aportación. Un hecho ante el cual Antonio Fernández Vera, presidente de Renta 4 Gestora, ha hecho una reflexión: “Deberíamos preguntarnos por qué no aportan”. Según el experto, la industria de pensiones “tenemos que entonar el mea culpa porque históricamente se vendieron planes de pensiones a personas que no eran susceptibles de contratarlos. Por eso esas personas dejaron de aportar. Muchas personas están vinculadas a determinados productos por presión comercial”, ha criticado durante el XI Encuentro Nacional de Inversión Colectiva, organizado por la Apd, Deloitte e Inverco.

Juan José Cotorruelo, director de Vida y Pensiones de Caser, ha añadido otras razones por las que la gente no ahorra: “La falta de educación financiera en España, la falta de conciencia, ya que las instituciones deberían informar de la pensión pública, y la pensión por consumo (capacidad de aparcar parte del gasto y canalizarlo a un plan de pensiones)”, ha explicado.

Ante la falta de acceso por parte del Gobierno a información sobre la futura pensión pública, Joseba Orueta, consejero delegado Kutxabank Gestión, ha instado a la industria a hacer ellos las cosas: “Si esperamos a los Gobiernos morimos en el intento. Hay muchas cosas pequeñas que nosotros podemos hacer”, ha asegurado.

Entre ellas está mejorar la rentabilidad. “Es uno de los retos más importantes que tenemos”, ha admitido José Manuel Jiménez Rodríguez, director de Desarrollo de Negocio de Santalucía Servicios Compartidos. “Debemos adaptar la conducta de los clientes para que tengan una serie de hábitos que les ayuden a obtener más rentabilidad. Desde el punto de vista de la gestión, tenemos que buscar inversiones alternativas, ser más activos en renta variable y más eficientes. Y no nos tenemos que olvidar de la revolución digital, que está ahí”.

Entre estas tareas pendientes también está la parte fiscal. “Es vital”, ha justificado José Carlos Vizarraga, director general de Ibercaja Pensión. “La gente que es previsora tiene que tener un premio. El ahorro futuro no tenemos que hacerlo solo con pensiones y solo con 8.000 euros. Tenemos que volver a políticas que premien el ahorro a largo plazo e incorporen los planes de empleo a la previsión social”, ha subrayado.

Un modelo a imitar

Durante la jornada se ha puesto como ejemplo el modelo británico de pensiones como modelo para copiar en España. Su sistema público tiene dos niveles: una pensión básica y una pensión adicional ligada a los ingresos, que son complementadas con un vasto sistema privado de pensiones. En octubre de 2012 el gobierno comenzó un plan de afiliación automática a planes de pensiones de empresa para todos aquellos que tuvieran entre 22 años y la edad legal de retiro y que tuvieran ingresos de al menos 8.105 libras (10.098 euros). La aportación mínima es del 8% de las bases de cotización de entre 5.564 y 42.475 libras.

Según David Angulo, Chairman de Dunas Capital, este modelo “puede ayudar al desarrollo del sistema de pensiones en España. Está probado y funciona”. Ya hay 16 millones de afiliados y la aportación media es de 9.300 libras.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído