La industria de fondos debe recuperar la confianza del inversor y racionalizar la oferta


La Fundación de Estudios Financieros (FEF) presentó ayer el estudio “Situación actual y perspectivas de las Instituciones de Inversión Colectiva”, cuya dirección ha corrido a cargo de Juan Carlos Ureta, vicepresidente de la FEF y presidente de Renta 4. El estudio ha contado con expertos de diversas entidades como Deloitte, Cuatrecasas, Fidelity y Morningstar.



Entre las principales conclusiones de este trabajo cabe destacar la necesidad de que los distintos actores del sector emprendan iniciativas para recuperar la confianza del inversor final tras la crisis financiera. Para ello, los expertos proponen simplificar la oferta y fomentar la formación financiera tanto de los partícipes como de las redes de distribución, para facilitar la comprensión de los riesgos que implica cada inversión.



Además, los autores del informe propugnan las ventajas de la arquitectura abierta y, por otro lado, la racionalización de la oferta de productos y fondos. “No tiene lógica que existan en España más de 6.000 IIC (casi el 10% del total mundial), cuando el volumen de activos representa sólo el 2%”, explica Juan Carlos Ureta.



Finalmente, los expertos abordan también el tema de la regulación y supervisión de los fondos y señalan la conveniencia de evitar arbitrajes regulatorios no sólo entre países, sino también entre productos financieros como certificados y estructurados. En materia de fiscalidad, el estudio afirma que deberían eliminarse las restricciones al traspaso en las sicav. “Gracias a los beneficios fiscales del traspaso se ha retenido un tercio del patrimonio en los fondos”, apunta Ureta. Otras de las propuestas del estudio es la implantación de un tipo cero para las IIC (hasta ahora tributan al 1% por el impuesto de sociedades) y un nuevo régimen fiscal para los compartimentos.