La industria de fondos británica pide ayuda al Gobierno de Brown


En plena oleada de protección pública para los mercados, la patronal británica de fondos y planes de pensiones, la IMA (en sus siglas en inglés), ha lanzado un mensaje nítido para el Gobierno de Gordon Brown: o Londres mejora la competitividad regulatoria de su industria del ahorro, o correrá el riesgo de perder el liderazgo mundial como centro financiero de primer orden.

Según publica hoy el diario Negocio, la IMA reclama la supresión del régimen SDRT, que grava la transmisión de acciones de sociedades cotizadas, para frenar la fuga de inversión a territorios fiscalmente más amistosos. La medida generaría, a su vez, unos ingresos adicionales para las arcas públicas que estima en 328 millones de libras al año (413 millones de euros).

Además, la IMA propone a Brown una mejora del régimen de IVA, que actualmente perjudica a los fondos británicos frente a los extranjeros, y elevar el límite máximo de aportación a planes de pensiones, alcanzando las 9.600 libras (12.100 euros).