La industria de ETP bate un nuevo récord en noviembre


La buena salud que lleva mostrando la industria de ETP a lo largo de todo el año se ha reforzado en noviembre, un mes que ha terminado con un puñado de noticias positivas que recoge BlackRock en la última entrega de su informe ETP Landscape. Tal y como explica Ursula Marchioni, responsable de análisis de ETP para iShares en la región EMEA, el sector mundial de productos cotizados registró unas inversiones por valor de 40.100 millones de dólares en noviembre, convirtiéndolo así en el mejor mes del año. Esta cifra impulsa la inversión en lo que va de 2014 a casi 270.000 millones de dólares, convirtiéndolo en el mejor año en la historia del sector y superando el récord anterior de 262.700 millones de dólares registrado en 2012.

Marchioni hace una mención especial para la industria de ETP europeos: “Han sido testigo de una inversión en lo que va de año de 60.000 millones de dólares, con lo que Europa pasa a ser la región con la tasa de crecimiento orgánico más elevada del año a escala mundial”. La experta observa que, pese a la débil recuperación económica en el Viejo Continente, “los inversores han recurrido cada vez más a los fondos cotizados como vehículo de inversión. Animados por la postura acomodaticia adoptada por el BCE, los ETP europeos de renta fija han acaparado un volumen de inversión de más de 25.000 millones de dólares este año”.

El informe incluye un breve repaso sobre el comportamiento del conjunto de la industria y las estrategias más sobresalientes en noviembre. Vayamos de lo general a lo específico, partiendo de que la primera de estas noticias es que los ETP a nivel global atrajeron 40.100 millones de dólares, impulsando así los activos captados en lo que va de año hasta la cota histórica de 267.900 millones de dólares. “Los inversores regresaron a la renta variable después de que la corrección sufrida por las plazas bursátiles en octubre aupara la renta fija”, indican los autores del informe como principal tendencia del mes ya terminado.

El informe también destaca los flujos de 36.100 millones de dólares que registraron en este periodo los ETP de renta variable estadounidense. Los inversores se concentraron en los fondos de gran capitalización, en respuesta a la mejora del panorama económico al otro lado del Atlántico y a que la ralentización del crecimiento mundial ha llevado a los bancos centrales de otras regiones a adoptar posturas acomodaticias.

Dentro de la renta variable también se menciona a los ETP de bolsa japonesa cotizados en Estados Unidos y Europa, que acumularon 4.100 millones de dólares en respuesta a los anuncios de ampliación de estímulos y de las compras de acciones a cargo del fondo de pensiones del gobierno nipón. “No obstante, las cifras de los fondos cotizados en Japón se vieron empañadas por las ventas registradas tras un repunte notable de las acciones”, matizan desde BlackRock.

No ha sido el único movimiento condicionado por un banco central. El inicio de las compras de ABS y titulizaciones hipotecarias por parte del BCE y su compromiso de seguir actuando en caso de que la inflación no aumente impulsaron asimismo el volumen de inversión en productos cotizados europeos de renta fija hasta alcanzar los 2.000 millones de dólares, principalmente en deuda corporativa con grado de inversión.

Paralelamente, el sorpresivo recorte de tipos en China, en un intento por reavivar el crecimiento económico, también fue bien recibido por el mercado, produciéndose un repunte en el volumen de inversión en ETP cotizados en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, desde la firma americana constatan que los fondos cotizados sobre China siguieron sufriendo ventas por tercer mes consecutivo.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído