La industria cree que el derecho de rescate de los FILPE debe mejorar


El Parlamento Europeo adoptó en su sesión plenaria del pasado 17 de abril su texto sobre los fondos de inversión a largo plazo (los conocidos por sus siglas en inglés ELTIF y en español FILPE). El informe ha sido aprobado por una amplia mayoría y se ha realizado de tal forma que pueda lograr el acuerdo por parte del Consejo en primera lectura y así se agilice su tramitación. Según ha señalado la Asociación Europea de Fondos y Gestión de Activos (EFAMA) en un comunicado dirigido a sus asociados, este nuevo texto tiene “un enfoque más equilibrado respecto a la propuesta inicial de la Comisión y refleja un buen número de puntos clave apuntados por EFAMA”.  Sin embargo, aún queda trabajo por delante. La regulación de los derechos de rescate, los inversores a los que van a estar destinados y las clases de activos en cartera son las tres cuestiones que, según EFAMA, aún deben mejorar si se quiere garantizar el éxito del producto. 

En otro comunicado conjunto emitido por EFAMA, junto a European Private Equity y Venture Capital Association (EVCA) y la Federación Europea de Bolsas (FESE), estas tres entidades destacan como aspectos positivos de la propuesta del parlamento la mayor flexibilidad establecida para el diseño de los FILPE, la inclusión de las pymes de hasta 1.000 millones de euros de capitalización en el ámbito de las entidades que pueden ser objeto de inversión y determinados aspectos relacionados con el tipo de inversores.

Sin embargo, como así destacan estas tres entidades, el Parlamento Europeo “no crea un marco eficiente” en un “punto crucial” para los inversores -en concreto para los FILPE minoristas- como es el derecho de rescate antes de la finalización de la vida útil del fondo. Este derecho se debe dejar a la discreción del gestor del fondo, quien debe contar con una lista de las diferentes situaciones que dan derecho al rescate y tener la obligación de comunicar al inversor cuál de ellas es la aplicable al fondo, señalan estas entidades en su comunicado.

No obstante, el simple hecho de que el Parlamento Europeo haya visto la necesidad de incluir los derechos de rescate en el texto legislativo es, para EFAMA, un paso positivo, que espera que conduzca a una política equilibrada al final del proceso legislativo . En este sentido, Peter De Proft, director general de EFAMA ha señalado que espera que en “las deliberaciones del Consejo y de los próximos trílogos se asegure una estructura más equilibrada y mejor diseñada para los FILPE con el objetivo de adecuarse a las necesidades de los inversores y facilitar la inversión a largo plazo en la UE. Para el éxito de los FILPE esos objetivos tienen que ser plenamente respetados”.

Entre los aspectos positivos que EFAMA, EVCA y FESE destacan está, de un lado, el mantenimiento por el Parlamento del “retail passport” que da así cabida a los minoristas y amplía la base de inversores. De otro lado, señalan la flexibilidad adicional fijada a la hora de regular los distintos tipos de inversores. En este sentido, el texto aprobado por el Parlamento distingue entre inversor profesional y minorista con la creación separada de FILPE para unos y para otros, lo que ayudará, según las entidades que han emitido el comunicado, a que cada uno de ellos tenga un vehículo de inversión adecuado. Esto permite, además, que el gestor del fondo pueda no aplicar las disposiciones que más se justan al minorista. Asimismo, en la propuesta normativa se ha identificado al inversor semi profesional como una tercera categoría de inversor, lo que refleja el mayor interés que hay por la inversión a largo plazo.

Judith Hardt, directora general de FESE, señala que, teniendo en cuenta que en las bolsas europeas se ha admitido a cotización a cerca 9.400 pymes, “nuestros miembros están encantados con que la propuesta ayude a aumentar la liquidez de las empresas más pequeñas”. Por su parte, Dörte Höppner de EVCA se muestra satisfecho porque “el Parlamento Europeo ha escuchado los puntos de vista de los inversores y decidido introducir cierta flexibilidad muy necesaria en el marco FILPE. Todavía se necesita más trabajo, pero el vehículo FILPE podría hacer una valiosa contribución a la mejora de los flujos de inversión a largo plazo en la economía europea”.

La siguiente fase en la tramitación de esta normativa cuyo objetivo es invertir en empresas y proyectos a largo plazo son los trílogos que tendrán lugar en el tercer trimestre del año.

Noticias relacionadas

Lo más leído