La industria asiática de fondos crece un 34% en la primera mitad del año


Foto: Juan Palop Los fondos de inversión registrados en los mercados occidentales no son los únicos que se han beneficiado del fuerte repunte de las bolsas emergentes. Los activos bajo gestión de los fondos asiáticos se han incrementado en un 34% en la primera mitad del año, según datos del Almanaque de Fondos Asiáticos 2009 de Lipper FMI en el que se analiza la evolución el sector de la inversión colectiva en doce mercados asiáticos.

El informe prevé que los fondos de Asia cierren el ejercicio 2009 con un crecimiento anual del 50%, lo que supone en torno a 1,3 billones de dólares bajo gestión.

Por otro lado, los expertos de Lipper prevén una corrección en las bolsas asiáticas para 2010, por lo que pronostican que el patrimonio de los fondos regionales volverá a caer un 20%. No obstante, esta corrección no será probablemente tan dura como la de 2007-2008. Por tanto, la industria podría retomar la senda del crecimiento hasta alcanzar los 1,9 trillones en 2014, lo que supone un 46% más que los activos estimados para el cierre de 2009.

“La industria de los fondos de inversión de los países asiáticos tienen todos los ingredientes necesarios para un robusto crecimiento a largo plazo, aún teniendo en cuenta que en los próximos años este crecimiento podría ser muy inestable. No son mercados de un enriquecimiento rápido para los gestores; cualquiera que tenga ambiciones serias en Asia necesita tener una visión a largo plazo, de al menos 20 años. En ese plazo, Asia podría superar a Europa y Estados Unidos en términos de tamaño de la industria”, explica Bella Caridade-Ferreira, responsable de Investigación de Mercado en Lipper FMI.

ETF en el mercado asiático

La industria de fondos de inversión no es la única que acumula un crecimiento de doble dígito en 2009. Según el último informe de BGI sobre el mercado de Asia Pacífico ex Japón, los ETF también han protagonizado una importante escalada en lo que va de año. Con datos a cierre del tercer trimestre, los activos de los ETF cotizados en la región han crecido un 49,7% situándose en los 35.580 millones de dólares. Además, se trata de un mercado cada vez más líquido, ya que el volumen medio de negociación diaria se ha incrementado en un 92%.

No obstante, y a diferencia de lo que ocurre con los fondos de inversión de la región, el crecimiento patrimonial de los ETF se debe exclusivamente al efecto mercado. Según afirma el informe de BGI con datos de Strategic Insight, las ventas netas de los fondos de inversión en los siete primeros meses del año ascendieron a 51.700 millones de dólares, mientras que los ETF experimentaron salidas netas por valor de 100 millones.

Lo más leído