La implementación de prácticas ISR: Las estratégias de exclusión


Las estrategias de exclusión son las más extendidas entre las gestoras españolas para la implementación de prácticas Inversión Socialmente Responsable (en adelante, ISR) en la gestión de activos. Según el “Estudio SPAINSIF 2014” del Social Investment Forum, el 45% de las gestoras encuestadas incluyen criterios de exclusión en sus carteras. La aplicación de estos criterios requiere acceso a información Ambiental, Social y de Gobierno Corporativo (en adelante, ESG), concretamente, a información sobre la exposición directa o indirecta de los países o las empresas a actividades controvertidas.

Actualmente, inversores institucionales y gestoras de fondos con tradición ISR, publican información sobre aquellas empresas y países que son excluidos de sus carteras, estas prácticas ISR las ejercen los fondos nacionales de pensiones suecos, el fondo de pensiones del gobierno noruego y las gestoras: Robeco o Nordea Asset Management (Dirección web de las lista de empresas excluidas de la gestora Nordea AM >> http://esg.nordea.com/exclusion-list/). Acceder a esta información pública e implementarla en los procesos de inversión es sin duda una alternativa eficiente y de bajo coste para las gestoras, si bien esta práctica presenta ciertos riesgos sobre los que las entidades deben ser conscientes. El primero consiste en que las listas públicas sobre aquellas entidades y países excluidos por parte de gestoras y fondos de pensiones internacionales son el resultado de aplicar una política ISR específica y concreta hecha a medida para cada una de estas entidades. El segundo, viene de tener en cuenta que estas políticas de exclusión concretas incorporan definiciones sobre las distintas actividades controvertidas excluidas así como el grado máximo de tolerancia, que por supuesto varían de unas entidades a otras. De la misma manera, las distintas entidades incorporan en sus definiciones la exposición directa y/o indirecta de las empresas y los países a las distintas actividades controvertidas que se han de excluir de las carteras.

Alternativamente a los listado públicos, la plataforma de información Bloomberg, incorpora en su sección ESG (Environmental, Social and Governance) información sobre empresas y países expuestos a actividades controvertidas. Concretamente, Bloomberg incorpora a su plataforma los listados públicos de empresas y países excluidos por parte de fondos de pensiones internacionales así como información sobre la exposición directa de las empresas y los distintos países a dichas actividades. El acceso a información ESG a través de Bloomberg no tiene un coste adicional.

Asimismo, las agencias de rating ESG ofrecen a sus clientes información sobre actividades controvertidas a las que las distintas empresas y países objeto de análisis están expuestos. El coste de acceso a esta información suele ser (varía de acuerdo a las distintas entidades) en función del tamaño del universo de inversión utilizado como base para las inversiones, la granularidad de la información requerida, el volumen en activos en gestión y el número de usuarios a la plataforma. El uso de las agencias de rating ESG para incorporar criterios de exclusión en los procesos de inversión es posiblemente la opción que permite la menor inversión a nivel de recursos humanos para su implementación, ya que requiere únicamente la transferencia de información sobre el universo de inversión utilizado como base para las inversiones así como las propias definiciones (y grado máximo de exposición) para cada una de las actividades excluidas.

La información sobre la exposición de empresas no cotizas a actividades controvertidas es mucho más limitada que en el caso de países o empresas cotizadas. Las gestoras de capital riesgo que hayan definido sus criterios de exclusión de acuerdo a una política ISR y realicen sus inversiones de forma directa pueden implementar sus criterios de exclusión en el proceso de due diligence de la empresa a invertir, y así analizar su exposición a actividades controvertidas. En el caso de gestoras de capital riesgo que invierten a través de fondos de fondos, el análisis de exposición a dichas actividades de las empresas en cartera resulta mucho más complicado tanto por el número de empresas en cartera como por el grado de transparencia de la gestora que tiene a la empresa en cartera.

En este caso, alinear la política ISR de las gestora de fondos de fondos de capital riesgo con la política ISR de las gestoras en las que invierten, y concretamente en el ámbito de las exclusión de actividades controvertidas, es fundamental para evitar posibles riesgos reputacionales. La monitorización de las empresas en cartera de las gestoras de capital riesgo es fundamental para asegurar una correcta alineación en los criterios de inversión. Para cualquier tipo de gestoras, implementar las estrategias ISR, empezando por aplicar las estrategias de exclusión les reduce los riesgos reputacionales y les da un plus de transparencia frente a los inversores sensibilizados con temas ambientales, sociales y buen gobierno.

Lo más leído