La gran rotación… ¿realidad o mito?


Desde el inicio del 2013 se ha hablado mucho de la ‘gran rotación’ de renta fija a renta variable pero… ¿está pasando realmente? Este ha sido un tema ampliamente debatido por Schroders en su primer Thought Leadership Live, evento en el que expertos de la industria como Peter Harrison, responsable de renta variable de Schroders, Philippe Lespinard, corresponsable de renta fija, Alan Brown, asesor senior, y la experta en fondos Diana Mackay, consejera delegada de la empresa de análisis de mercado de fondos MackayWilliams, han dado su opinión al respecto.

La conclusión claramente mayoritaria del grupo de expertos ha sido que no se está produciendo una única gran rotación, sino varias rotaciones, más pequeñas y sutiles. A este respecto, Philippe Lespinard comenta que “actualmente no estamos observando una salida de capitales de la renta fija a favor de la renta variable. Más bien, la rotación se está reflejando en el trasvase de dinero de los inversores desde efectivo y deuda pública hacia deuda corporativa y deuda emergente. Teniendo en cuenta las cada vez más limitadas opciones disponibles en el universo de renta fija para obtener ingresos, los inversores se ven empujados a asumir más riesgos para conseguir los mismos ingresos que obtenían en el pasado”, asegura.

Peter Harrison opina que “estamos experimentando una situación un tanto esquizofrénica en la que los mercados de renta variable están subiendo a pesar del fuerte sesgo hacia los valores defensivos. Las valoraciones de muchas acciones defensivas que pagan dividendos elevados, como las compañías estadounidenses de suministros públicos, están a punto de agotar su potencial de subida. Creo que esto podría estar cambiando, especialmente en Estados Unidos, donde recientemente ha sido posible discernir una rotación desde valores defensivos hacia áreas más cíclicas a medida que la recuperación se generaliza. Sin embargo, los inversores deben confiar más en la situación económica antes de que se produzca una rotación decisiva dentro de la renta variable". 

Diana Mackay explica que las entradas que se han visto en la renta variable provienen, en su mayoría, de dinero nuevo y no de la renta fija. Todos los participantes están de acuerdo en que los mercados emergentes siguen aumentando su fuerza. En este sentido, Lespinard apunta que actualmente, los mercados emergentes se perciben como un lugar más seguro donde invertir que los mercados europeos.

Asimismo, los participantes del debate consideraron que se trata de un buen momento para conseguir alfa, ya que según Harrison en la actual situación de mercado, las correlaciones entre valores están empezando a reducirse y esto genera más oportunidades para adoptar un enfoque selectivo de selección de valores en lugar de basarse en la dirección del mercado. “Los clientes se están centrando más en mandatos de rentabilidad total y rentabilidad absoluta, dejando de lado la obsesión por los índices tanto en renta variable como en renta fija", indica el experto.

Noticias relacionadas

Lo más leído