Tags: Negocio |

La gestión independiente reclama un cambio de mentalidad a reguladores e inversores para poder crecer


Poco a poco las boutiques van abriéndose hueco en España. Independencia, alineación de intereses con el inversor, gestión dinámica, control de riesgos y flexibilidad son algunas de las características que definen a este tipo de firmas, que no están ligadas a grupos bancarios.

Su relevancia hoy en día es tal que hace unos días la propia CNMV valoraba como “necesario y muy positivo” el auge de la gestión independiente en España, que ya supone un 30% de la actividad medida en términos de ingresos por comisiones derivadas de los servicios de inversión, que en total ascendieron el año pasado en nuestro país a aproximadamente 5.100 millones de euros.

Sin embargo, la realidad es que apenas arañan un 12% de la cuota de mercado de la industria, donde el 78% del patrimonio restante está controlado por las gestoras pertenecientes a grupos bancarios. Y eso a pesar de que muchas veces las primeras ofrecen mayor rentabilidad. En este sentido, Antonio Cánovas del Castillo, socio fundador y CIO de Altair Finance AM, ha subrayado durante el Foro Independent’s Day que los productos conservadores gestionados por boutiques han duplicado en los últimos 15 años la rentabilidad de los que ofrecen las grandes gestoras.

Retos del sector

Parte del problema radica en las importantes barreras de entrada con las que se encuentran este tipo de firmas, según Cánovas del Castillo: “La realidad es que se pide el mismo esfuerzo a las gestoras sean o no independientes. Tiene que haber un cambio de mentalidad real por parte de la CNMV y, por otra parte, de los clientes. Sorprende la frivolidad y falta de rigor de cómo la gente toma las decisiones de inversión de su patrimonio”, ha criticado.

De igual modo, Ricardo Seixas, CEO de Fidentiis Gestión, considera que ha crecido poco en España porque “no se ha despertado la conciencia sobre reflexionar y hacerse responsable del patrimonio que uno tiene".

Por su parte, Carlos Cerezo, director de inversiones de Belgravia Capital, considera que “más que educar al inversor, hay que educar a los que marcan las reglas del juego: CNMV, Hacienda, Banco de España y los políticos, ya que muchas de las medidas que se han ido tomando en España han ido en contra de la gestión independiente”, ha asegurado, poniendo como ejemplo la inseguridad jurídica que ha habido en España con las sicav.

A la hora de crear un nuevo proyecto, otra piedra con la que suelen tropezar en el camino es la falta de fondos. “Hay claramente una concentración de la inversión en Londres y Nueva York. Aquí no es tan fácil encontrar capital cuando quieres montar un proyecto”, confesaba Juan Cruz, socio fundador y CIO de Cygnus AM.

El objetivo del Foro es fomentar el auge de la gestión independiente en España. “Crear un lobby en España es muy difícil”, ha valorado Cruz. A lo que Iván Martín, socio fundador y CIO de Magallanes Value Investors, bromeaba que directamente “no hay masa”. "El mensaje que queremos transmitir es que los emprendedores que estén interesados no desistan. Hay una bolsa de patrimonio gestionado en España que está en manos de otras entidades, que igual no merecen tanto las comisiones que cobran con respecto al valor que aportan. Ahí tenemos una oportunidad con los inversores”, subrayaba.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído