La gestión del crédito asume el protagonismo en los mercados de renta fija


La dinámica de los mercados de renta fija ha cambiado y con ella también lo ha hecho la dinámica de trabajo de los gestores del activo. Así lo reconocen tres gestores españoles, reunidos en un desayuno organizado por Funds People y celebrado en el despacho de abogados Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. “El trabajo ha cambiado completamente y el actual no tiene nada que ver con el de hace dos décadas. Todo es más global, los productos son más complejos y se exige un reciclaje constante”, resume Gregorio Oyaga, responsable de la gestión de renta fija en Credit Suisse (en la foto, a la derecha).

“Antes de la crisis vivíamos en un mundo triple A, más homogéneo, pero ahora existe una mayor dispersión y un mercado más heterogéneo”, comenta Joaquín González Llamazares, responsable de fondos y pensiones de renta fija de Deutsche Asset & Wealth Management (DeAWM, en la foto, a la izquierda), convencido también de la necesidad de reciclarse. José María Lecube Porrua, director de Renta Fija de Aviva Servicios Compartidos (en la foto, en el centro), es consciente de esa adaptación constante, si bien matiza que no es algo distinto a lo vivido en otras épocas. “Cada época tiene su perfil de activos característicos pero mantengo unas normas básicas que he ido utilizando a lo largo de mi experiencia profesional”, dice.

El nuevo ritmo de los mercados, el contexto y la globalidad obligan a los profesionales a ser más activos y selectivos… y a dar mayor protagonismo el riesgo de crédito. Por ejemplo, en la situación actual, marcada por un aviso de retirada progresiva de los estímulos de la Fed, los gestores mantienen una posición activa y expectante. “Habrá oportunidades y rebotes en ese proceso que trataremos de aprovechar”, dice Lecube. “Está claro que a largo plazo habrá subidas de tipos pero habrá que ver qué sucede a medio plazo”, dice Oyaga, consciente de que el mercado exige ser muy activos para aprovechar la situación. Y dar más importancia a las estrategias de valor relativo, según González.

Una gestión muy activa tanto en crédito como en duración, aunque es el riesgo de crédito el que se ha puesto en primer plano. “La gestión del riesgo de crédito ha tomado mayor relevancia que la gestión de la duración”, explica González. “Hay que seguir más el crédito”, coincide Lecube. En ese sentido, los expertos se apoyan en el “faro sobre los mercados” que suponen las agencias de rating, completando su análisis con el interno de cada casa. “Nuestro equipo de análisis se ha potenciado y dependemos más de ellos a la hora de tomar decisiones”, señalan en DeAWM.

Con todo, en duración los gestores también son activos. En Aviva Gestión están defensivos ahora en riesgo de tipos de interés y sus posiciones tienen duraciones cortas, una estrategia que se complementa con la inversión en la parte más larga de la curva. "La pendiente de la curva ofrece valor", comenta. En Credit Suisse las posiciones en duración dependen del área geográfica: están cortos en los mercados core, como Alemania o Estados Unidos, y más largos en duración en los mercados periféricos.

Camino hacia la desintermediacion bancaria

La importancia de ser selectivos también aumenta en un mercado con cada vez más emisiones y emisores en el mercado de capitales… y en tendencia creciente en Europa. “Si en Estados Unidos la proporción de financiación en los mercados frente a la banca es 70%-30% aproximadamente, en Europa ocurre lo contrario", dice Oyaga. Pero según González, esto cambiará pues "las operaciones de compra de deuda del BCE no se traducen en más préstamos a las pymes, lo que obligará a las empresas a financiarse en los mercados de renta fija”.

Ese camino hacia la desintermediación bancaria afectará sobre todo a las empresas medianas en Europa, si bien González no es demasiado optimista con respecto al MARF en España. Considera que el perfil de las empresas será muy distinto al de otros mercados similares como el alemán (sobre todo en términos de tamaño) y cree que es difícil que los fondos puedan invertir en este tipo de compañías.

Cambios de política

González también señala la importancia de los cambios que se han producido en las políticas de inversión de las gestoras y los fondos de inversión en los últimos meses para evitar un efecto bola de nieve con respecto a los recortes en la calidad crediticia del Reino de España. “La industria ha sido hábil al reajustar las políticas para evitar un ciclo negativo y garantizar la estabilidad de fondos y planes de pensiones”, dice.

El peligro de la gran rotación

Con respecto a los flujos de capital, que podrían salir de la renta fija y entrar en renta variable en búsqueda de rentabilidad, los gestores confirman la tendencia en el mercado internacional pero no a nivel local, donde según González “seguimos dominados por los fondos de rentas y por el apetito por la renta fija”. Algo que Oyaga considera natural, teniendo en cuenta que el bono español aún da rentabilidades por encima del 3%. “No digo que no se vaya a producir, pero todo depende de las alternativas a la renta variable en cada mercado. No es lo mismo la TIR del bono español que la del alemán”, explica.

De hecho, considera que la tendencia de inversión será hacia un mayor conservadurismo debido a la situación de la pirámide de población y la reducción de las pensiones, aunque reconoce que en cada momento del ciclo se priorizarán unos activos sobre otros. Actualmente, destaca el apetito por fondos monetarios según se desprende de los datos de junio, pues el dinero que está saliendo de los depósitos está volviendo a estos productos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído