La garza invisible


Lo mejor de la semana. Blog de María Folqué y Montserrat Formoso.

Estamos un poco mosqueadas. Aquí todo el mundo se reúne en secreto con el embajador ruso menos nosotras. Señores embajadores rusos, desde aquí se lo decimos, llámennos, y hacemos merienda cena. Nos tomamos unos blinis y charlamos yo que sé, pues de Tolstoi, Dostoievski, Chejov, Pasternak, Stajanov, Laika, o si lo prefieren de las foto op de su Presidente, que nos encantan. Sobre todo en las que sale luchando con osos o haciendo karate. Molan todo. Y no decimos que las imágenes de nuestro líder gallego andando ligerito por esas sendas patrias no den juego, no, pero no es lo mismo. El oso mola más.

Lo malo de los mosqueos es que pueden degenerar rápidamente en afición por la teoría de la conspiración. Así que damos un salto y nos preguntamos si Rusia no habrá tenido algo que ver en el jaleo que desembocó en el oscar a la mejor película para Emma Stone. Claro que exculpar a los auditores es, en general, mucho exculpar. Y miren, ya llevamos unas cuantas líneas y ni mención a la industria de gestión de activos, ni a la política monetaria, ni al rally que no cesa…Para que luego digan que estamos encasilladas.

Así que sigamos así. Pájaros y flores, ensoñaciones y utopías que nos llevan a Bruselas, concretamente al diván en el que Juncker quiere sentar a la Unión Europea para debatir sobre su propio futuro. Quo vadis Europa?, preguntó a los Comisarios. Reflexiones y crisis de los 60 de lo que un día fue la CEE para decidir qué ser a partir de ahora: ¿una Europa federal?, ¿otra a distintas velocidades?, ¿unión comercial con zancada hacia atrás?, ¿o virgencita virgencita ya nos quedamos como estamos?... Juncker apurando las respuestas al estudiante que se enfrenta a la materia de toda una vida la noche antes del examen con los ciudadanos, sin saber, que sea cual sea el camino, se llega tarde a la cita con la relevancia geopolítica.

Venga, la cuña económica, esta vez de la mano del IPC armonizado que se situó en el 2% en febrero. OMG!!! Y la casa sin barrer, pensarán en el BCE. Tranquilidad, se espera que se disipe el efecto del precio de la energía y la media anual termine en el 1,7%.

Y por supuesto, feliz aniversario bull market. El 3 de marzo de 2009 Obama recomendaba comprar acciones, ¿se acuerdan? "Lo que está viendo ahora es que los índices y las valoraciones están empezando a llegar al punto en que comprar acciones es un negocio potencialmente bueno teniendo una perspectiva a largo plazo", apuntó. El largo plazo fue breve. Tres días más tarde el S&P tocó los 666 puntos intradía (el diablo en los detalles), y el 9 de marzo el índice cerraba en los mínimos del 676,53. Desde entonces acumula una revalorización de más del 250%. Por sectores, gana el consumo discrecional con más del 450% en estos últimos ocho años.

Trump, arráncate ya con el programa económico y que siga la fiesta.

Buena semana

putin

De extra en Starsky y Hutch a líder 

Fuente: Democratic underground

 

Profesionales

Lo más leído