Tags: Renta Fija | Europa |

La Française Sub Debt: pilares de gestión y oportunidades que detectan en la deuda subordinada europea


La Française Sub Debt es un fondo que fue lanzado en 2008, convirtiéndose en uno de los primeros productos en invertir en deuda subordinada europea. Hoy es una de las estrategias de referencia de La Française AM en el mercado español, donde ya cuenta con un volumen de activos por encima de los 100 millones de euros, lo que este año le permite presumir del Sello FundsPeople, con la calificación Blockbuster. Su ámbito geográfico se limita a la Unión Europea, Reino Unido, Suiza y Noruega y sólo pueden invertir en activos denominados en euros. Tal y como explica Paul Gurzal, el proceso de inversión se basa en tres pilares: liquidez, calidad y diversificación.

“La liquidez significa que tenemos una cartera granular basada en bonos líquidos, evitando así los antiguos bonos Tier 1 y centrándonos en los convertibles contingentes (CoCos, un tipo específico de bonos subordinados emitidos por los bancos), que en nuestra opinión son más líquidos que los bonos bonos subordinados emitidos por aseguradoras o la media de los bonos subordinados emitidos por empresas”, explica el gestor a FundsPeople.

La calidad de los emisores que seleccionan está sujeta a su análisis interno, el cual consideran necesario para evitar a toda costa cualquier impago en la cartera. “Dado que nos limitamos a los bonos líquidos emitidos por lo que consideramos emisores financieramente sólidos, diversificamos nuestra asignación entre financieros y no financieros, lo que también aumenta la granularidad de la cartera. La deuda subordinada y los CoCos son una alternativa a los bonos high yield. Permiten a los inversores obtener exposiciones a empresas financieras y no financieras, que en su mayoría tienen una calificación grado de inversión, y beneficiarse de un repunte del rendimiento frente a los bonos senior comparables emitidos por las mismas empresas”.

A pesar de que, en los últimos meses, la deuda subordinada emitida por bancos, compañías de seguros y empresas no financieras se vio bastante afectada por la crisis sanitaria y económica, en las recientes semanas han podido presenciar una recuperación significativa de sus valoraciones, así como en la de los mercados de renta variable y en la de los bonos de high yield.

“Seguimos confiando en la calidad subyacente de los emisores de deuda subordinada en su conjunto, aunque los resultados futuros del segundo y tercer trimestre deben ser supervisados de cerca. Los emisores y emisiones que consideramos de mayor riesgo ya están identificados por el mercado y esto se refleja en las valoraciones de sus bonos. En este entorno, favorecemos los CoCos AT1, que ofrecen yields atractivas, tanto en términos absolutos como relativos, en comparación con otros segmentos de deuda subordinada o con los bonos de BB high yield europeo”.

Aprecian especialmente los bonos con calls cercanas, que se cotizan con un descuento en relación con el valor nominal, o bonos con calls intermedias y con atractivas opciones de cupón revisable (es decir, bonos con un alto componente carry). Preferimos los bonos europeos y los CoCos AT1, que se mantienen con un descuento respecto a sus equivalentes en dólares, aunque en algunos casos pueden tener más liquidez, gracias a una base de inversores más amplia”.

Con respecto a la deuda subordinada emitida por compañías de seguros o empresas no financieras, siguen sintiéndonos cómodos con los fundamentales de los emisores subyacentes (principalmente en los llamados sectores defensivos) y creen que las valoraciones pueden seguir contando con el apoyo de los programas de compra por parte del BCE (Corporate Sector Purchase Programme). En estos segmentos, tienden a favorecer las emisiones con mayor duración y con mayor potencial de estrechamiento de los spreads.

“Creemos que la deuda subordinada sigue siendo atractiva en el entorno actual debido a las continuas y atractivas yields (tanto yield to maturity como fechas de call) y a unos fundamentales más defensivos que en comparación a ciertos sectores y compañías de High Yield. En nuestra opinión, la evolución de los precios en los próximos meses debería seguir estando correlacionada tanto con las perspectivas de los spreads soberanos en Europa como con los principales mercados de renta variable europeos y estadounidenses”, concluye Gurzal.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído