La Française AM considera que es momento de apostar por activos con más riesgo


 

Después de la tempestad llega la calma y, con ella, un mayor apetito del inversor por el riesgo. Esa es la visión dada a conocer por La Française AM en su última carta mensual, en la que la gestora gala se muestra convencida de que las carteras reflejarán en noviembre una mayor exposición a esta clase de activos, sobre todo después de conocer “unos indicadores económicos más tranquilizadores y una determinación más precisa de los políticos para resolver la crisis de deuda soberana europea”.

 

Esto ha llevado a los gestores de su fondo LFP Patrimoine Flexible -producto mixto con un proceso de inversión muy flexible que refleja a las claras cuál es la visión de la entidad- a duplicar respecto a octubre su exposición a productos de renta fija, que representan ya el 55% del total de la cartera. En parte, esto es fruto del posicionamiento en high yield, un segmento que, pese a haber sido descartado por la gestora el mes anterior, ahora cuenta con un hueco en el fondo del 10%.

 

En este sentido, La Française AM muestra sus preferencias por deuda corporativa del ‘núcleo duro’ de Europa, opción que le permite mitigar el riesgo. “Estamos firmemente convencidos de la solidez de las empresas no financieras, lo que nos ha llevado a reforzar nuestra posición en este segmento”, señala en su informe.  Sin embargo, se muestra selectiva, al excluir la deuda correspondiente a los periféricos. “Aunque nos gustaría aprovechar las atractivas valoraciones, preferimos mantener el sesgo defensivo y la flexibilidad en la asignación de activos”, reconoce.

 

Por otra parte, la gestora incrementa en 10 puntos su exposición a la renta variable, cuyo peso en el fondo se eleva hasta el 35%. Desgranando sus posiciones, ganan peso los activos vinculados a los emergentes, que acaparan ya el 10% del total de la cartera, así como los de Japón, que reaparecen en el portfolio. También crece el porcentaje destinado al Viejo Continente y Estados Unidos, si bien el incremento en ambas áreas geográficas resulta muy tímido.

 

“En Europa, la sustancial revisión a la baja en la estimación de beneficios empresariales para el próximo año nos lleva a pensar que la mayoría de las malas noticias ya han sido descontadas por el mercado, si bien Estados Unidos sigue centrando nuestra apuesta”, señala.

 

Puede conocer la estrategia mensual descargándose el siguiente archivo adjunto:

 

Lo más leído