“La formación psicológica determina el 70% de las probabilidades de éxito o fracaso del trader”


Hace aproximadamente un año vio la luz el Instituto de Técnicas Financieras, ligado a Serenity Markets, que ofrece formación para traders. Aunque Serenity Markets ya ofrecía formación, el instituto nació para estructurar y centralizar esa actividad que la entidad viene realizando desde más de cinco años, dirigida a inversores con experiencia. Carlos Mangana está al frente de dicho proyecto, consistente en ofrecer una formación de calidad que considera necesaria en España. “Hay muchos que piensan que sin formación pueden operar como traders, que existe un método maravilloso para multiplicar sus ahorros y conseguir grandes retornos anuales y eso es mentira”, explica Mangana.

 

De hecho, cree que el diferencial de su oferta formativa reside en primer lugar en que no prometen nada (“no hay métodos ni rentabilidades mágicas”, dice), y en segundo término, en la experiencia de los profesores. Y es que todos los profesores seleccionados, tanto independientes como trabajadores de instituciones, son traders profesionales en activo y cuentan con track records de al menos cuatro años. “Lo que intentamos con los cursos es trasladar nuestra propia experiencia a los alumnos”, explica el experto.

 

En esa selección, es clave que los profesores estén ganando dinero, pero también considera positiva la experiencia de haberlo perdido alguna vez, debido a la importancia psicológica de la gestión de los sentimientos y la angustia que genera la pérdida, y su reacción ante ella. De ahí la importancia de este tipo de formación: “La formación psicológica determina el 70% de las probabilidades de éxito o fracaso y la gestión del dinero y el propio mercado, el 30% restante”, afirma. En la editorial de Serenity, en la que adquieren obras de autores de prestigio y las publican en castellano –actualmente hay 16-, hay varios libros sobre psicología para traders en los que explican cómo controlar esos miedos y angustias.

 

En su programa para 2012, el Instituto de Técnicas Financieras cuenta con varios cursos, estructurados en tres bloques: uno sobre opciones financieras y derivados que pretenden potenciar en 2012, otro sobre técnicas de trading y “price action” y un último de técnicas de scalping –técnicas muy agresivas para realizar operaciones de compra venta a un ritmo muy rápido, que son las que utilizan las máquinas de alta frecuencia, que mueven el 70% del mercado-. Cada uno de esos bloques está estructurado a su vez en distintos cursos y niveles.

 

Los cursos se ofrecen vía online (todos con una sola excepción, un curso más general) pero el método es una mezcla entre online y presencial, para hacerlo accesible a alumnos de fuera de Madrid y también de otros países en Europa y Latinoamérica. “Se dan en directo y los alumnos pueden interactuar, si bien ante los desfases horarios cada clase queda grabada durante 24 horas”, explica Mangana. Las clases online están restringidas a unos 30 alumnos y son muy prácticas.

 

El Instituto, que en 2011 ya tuvo más de 500 alumnos, pretende crecer en 2012. “Hay demanda y se van a impartir más materias”, indica. Su equipo está formado por una estructura administrativa, el profesorado y un equipo que introduce cambios fruto de la investigación, de forma que en distintas ediciones, un mismo curso puede ser diferente. “El mercado evoluciona a gran velocidad y surgen nuevos instrumentos financieros y actitudes que hay que conocer”, indica Mangana.

 

Desmontando mitos
Mangana desmonta los mitos del trader que se beneficia del mal ajeno. “Se puede ganar dinero y hacer alguna buena operación y batir a los índices cuando el mercado baja pero son escenarios muy violentos. Para el trader, el paraíso ideal es una bolsa alcista”, explica.

 

Para el experto, uno de los secretos para ganar dinero es ser muy activo, y buscar herramientas para afrontar el actual ciclo bajista. “Es clave estar encima de tus inversiones y ponderar la forma de inversión en función de las fechas, la situación económica y el perfil de riesgo”, explica. Y recomenda usar el trading para una parte de la cartera, que ha de estar siempre diversificada.

Lo más leído