“La flexibilidad en la gestión es fundamental”


Miguel Jiménez es de esos gestores que han hecho carrera en sus casas: tras cinco años como analista pasó a gestionar productos renta variable y ahora concentra sus esfuerzos diarios en la gestión de retorno absoluto. Y todo esto dentro de Renta 4, entidad en la que trabaja desde hace más de doce años.

Desde su lanzamiento en 2007 está al frente del Renta 4 Pegasus, uno de los fondos de mayor éxito de la entidad, que ha alcanzado los 130 millones de euros y del Renta 4 Nexus, la versión más agresiva del Pegasus que la entidad ha lanzado en 2011. Además, gestiona un plan de pensiones clónico del Pegasus (el Renta 4 Dédalo PP) y varias sicav.

“El objetivo prioritario del Pegasus es preservar el patrimonio de los clientes y para ello tenemos flexibilidad total en la gestión, que es fundamental para no estar encorsetado a la hora de tomar decisiones”, explica Jiménez. Considera que esa capacidad de gestión ha sido fundamental para lograr los buenos resultados que acumula el fondo: una rentabilidad neta anual del 5,8% desde su lanzamiento, con una volatilidad moderada.

Para ello construye una cartera base sólida, que mantiene a largo plazo y que aporte rentabilidad y poco riesgo, combinada con una parte en la que intenta aprovechar oportunidades cuando las encuentra y considera que compensa asumir mayor riesgo, sin obligación ni presión para invertir cuando no lo ve claro. “Lo importante en la gestión que hago es la asignación de activos, no intento averiguar qué va a hacer la bolsa, ni alcanzar al mercado”, explica. Así, por ejemplo, Jiménez destaca el año 2008 pues fue cuando, en su opinión, demostraron que el fondo era de retorno absoluto “de verdad”: consiguieron subir un 6,6%. Para ello apostaron por invertir en pagarés.

Su estrategia actual está en proceso de cambio. Antes de verano aumentaron el peso de la deuda corporativa española en cartera del 30% al 50%, con nombres como Telefónica pues descartan una salida de España del euro. A la vuelta del verano, si bien mantienen ese escenario principal, han preferido asegurar las ganancias que llevan acumuladas en el año (+7%, con un 2,5 %  de volatilidad) y volver a reducir el papel corporativo para ser más selectivos en sus selecciones de aquí a finales de año.

Jiménez suele mantener el fondo completamente invertido y la parte de liquidez de la cartera la destina a entrar en depósitos, siempre de entidades solventes y seleccionadas y con liquidez diaria para poder salir de ellos si así lo considerara oportuno.

Puede estar en +/-10% en bolsa, si bien normalmente tiene poca renta variable en la cartera y cuando se pone corto lo hace a través de futuros del Eurostoxx como manera de diversificar la cartera. Precisamente para los inversores con un perfil de riesgo más agresivo, la gestora decidió lanzar en enero de 2011 el Renta 4 Nexus. Se trata de la versión agresiva del Pegasus, de manera que, gestionado en paralelo por Jiménez, puede llevar la exposición a bolsa hasta el 100% de la cartera. Actualmente, tiene el 5%.

Se tratan los dos de fondos de autor, en los que Jiménez es el gestor y máximo responsable “para lo bueno y para lo malo”, si bien, cuenta con el apoyo del resto de equipos de gestión de Renta 4. En total, la gestora cuenta con 1.400 millones entre sicav y fondos de inversión.

Jiménez se muestra cauto con el mercado actual y, de hecho, ha decidido reducir el riesgo en sus carteras tras el reciente anuncio del nuevo plan de estímulos monetario de Estados Unidos. Apuesta por una intervención a España en las próximas semanas que considera que “será buena”, si bien cree que todavía queda mucho camino por recorrer en la economía nacional por las dudas que todavía existen sobre el proyecto europeo.

Profesionales
Productos

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente