La Fed sigue de compras


Recientemente ha salido el presidente de la Fed, Ben Bernanke, a comentar la resolución tomada respecto a continuar con el programa de compra de activos, 85.000 millones de dólares al mes nada menos. Programa de compras que, hasta hace nada- y me refiero, por ejemplo, a la semana pasada por parte de algunos grandes gestores de fondos como El-Erian de PIMCO- se daba por supuesto que se iniciaría el tapering directamente en esta misma reunión, en unos niveles de reducción mensual entorno a los 10-15.000 millones de dólares menos.

La sorpresa ha sido bien acogida por los inversores que han visto esta situación como si fuera un semáforo con luz verde y, todos y desde todos los ángulos, han pisado el acelerador. Sólo se ven nubes rosas adelante, el semáforo seguirá en verde y signifique eso lo que signifique lo cierto es que los inversores se lo están tomando como una señal clara de que ya no hay peligro,….que es justo la señal más peligrosa para los inversores.

El motivo por el que la Fed ha dado marcha atrás a su planteamiento inicial de hace tan sólo unos meses de iniciar el recorte en el volumen de compras mensuales ha sido, principalmente, por el hecho de que la economía estadounidense no está creciendo al ritmo esperado. En definitiva, los estímulos monetarios de la Reserva Federal tras cinco años de inyectar liquidez a espuertas no están dando resultados. La economía americana sigue respirando con ayuda,…y el que no quiera ver que el crecimiento económico de un país no se va a ver reflejado en sus empresas tiene un problema.

No estoy hablando de que, como inversores, necesitemos el crecimiento económico para ganar dinero. Me refiero a que las empresas son una parte fundamental del crecimiento económico de un país y si, tras cinco años de estímulos, la cosa no funciona …entonces “Houston, tenemos un problema”.

El problema en este caso es que los inversores están pagando- y han estado pagando- precios muy generosos por unos beneficios que no se sabe si podrán continuar a ese ritmo, cuando la Fed está avisando de que deben seguir estimulando la economía. Bien es cierto que la economía no parece haberse dado cuenta de dicho estímulo ya que sigue con respiración asistida y con un paro bastante elevado. Quien sí que lo ha notado son todas las entidades financieras a quienes se les ha ayudado de forma clara.

Todo lo que había advertido la Fed sobre que le preocupaba el ritmo de compras y las inyecciones de capital a la economía, se ha esfumado como por arte de magia. ¿Tan mal ven a la economía? ¿Y las bolsas suben? Curioso, en cualquier caso.

Personalmente soy más partidario de que la Fed no se hubiera puesto a inyectar dinero, dinero que no tenía, que ha creado de la nada y que ha servido para, con el dinero de los contribuyentes, adquirir una serie de emisiones no especialmente recomendables. La teoría inicial era que dichos estímulos monetarios, los diferentes QE y el programa de compras mensuales, iban a servir para relanzar la economía y se irían retirando, de forma controlada, para ir apoyando la recuperación económica a la vez que esa retirada sería prudente para no forzar nuevas recaídas.

Bien, pues ni lo uno ni lo otro, por lo que se ve. Ni los estímulos han estimulado ni pueden retirarlos porque la economía no funciona por su propio pie. ¿Y los inversores pagan máximos históricos? ….Ay, ay, ay.

Todos sabemos el dicho de que las bolsas descuentan expectativas. Pero descontar expectativas no supone que esas expectativas sean ciertas y vayan a materializarse. De ser así, todos los pronósticos se cumplirían y todos serían felices. Y sin embargo, las sorpresas suelen ser muy abundantes. ¿Serán las expectativas de un futuro color de rosa y alegría por doquier cumplidas en el futuro? Ojalá. Pero como inversor value permitidme que tenga mis reservas.

En el mundo de la inversión hay algo que podemos considerar como un hecho cierto y probado: la reversión a la media. Es posible que durante un tiempo- y puede ser un tiempo relativamente largo- la situación se aleje de la media histórica pero al final, la media histórica actúa como la fuerza de gravedad en el Universo. En ese momento habrá que haber tenido antes mucho cuidado, si no queremos tener llanto y crujir de dientes.

Un abrazo a todos y hasta el próximo artículo.

Lo más leído