“La Fed se verá obligada a endurecer la política monetaria antes de lo previsto”


Tal y como el mercado esperaba, la Reserva Federal de Estados Unidos ha anunciado nuevas medidas expansivas para impulsar la economía. La autoridad monetaria que preside Ben Bernanke ejecutará una tercera ronda de flexibilización cuantitativa (QE3) que le permitirá comprar activos respaldados por hipotecas (MBS) por importe de 40.000 millones de dólares al mes y tiempo ilimitado. Asimismo, la Fed se compromete a mantener los tipos de interés excepcionalmente bajos hasta, al menos, mediados de 2015. ¿Qué impacto podría tener esto en el mercado de renta fija?

Según Nordea Investment, el último programa de compra de bonos se aparta esencialmente de otros llevados a cabo con anterioridad por la Fed y podría tener un efecto distinto al que ha tenido en el pasado en los bonos. “La aprobación del QE1 y del QE2 ayudó a elevar la confianza en la recuperación económica y contribuyó a aumentar las expectativas de inflación. Esta vez, la eficacia de las nuevas medidas de la Fed para estimular la actividad es probable que sean más limitadas”, aseguran desde la entidad.

En opinión de la gestora, como los tipos de interés en EEUU ya están en niveles excepcionalmente bajos, al ejercer una mayor presión sobre ellos, los beneficios serán probablemente más pequeños. Además, hay que tener en cuenta que es poco probable que el coste del crédito sea a fin de cuentas el principal factor que limita la demanda en este momento. “Es cierto que el impulso al valor de los activos debería ayudar a los consumidores estadounidenses y a la economía americana, así como el programa de la Fed debería servir de apoyo para el mercado de renta variable. No obstante, aún está por ver la magnitud del impacto”.

Y es que, las preocupaciones sobre el coste o las consecuencias no deseadas que podría tener la actuación de la Reserva Federal, tales como la inflación o nuevas burbujas en el precio de los activos, parecen estar siendo menospreciadas por parte de los miembros del Comité de política monetaria de la institución. “El tiempo lo dirá, pero sigo creyendo que la Reserva Federal está subestimando el riesgo de inflación, lo que le obligará a endurecer la política antes de lo indicado. Si no lo hace, la inflación subirá”.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído