“La Fed quiere forzar al inversor americano a buscar activos que ofrezcan rentabilidad"


El hecho de que la Reserva Federal mantenga los tipos al 0% en Estados Unidos “obliga a los inversores a buscar activos que ofrezcan una atractiva rentabilidad, que es justo lo que la autoridad monetaria pretende en estos momentos”. Así lo cree David Harris, director de renta fija multisectorial americana en Schroders, quien considera que, en un escenario macroeconómico de menor inflación y en el que el crecimiento no será ni muy fuerte ni excesivamente débil, el mercado de bonos ofrece oportunidades de inversión muy interesantes.   

 

En una presentación para clientes realizada en Madrid, Harris destaca que algunas clases de activos han conseguido centrar el interés de los inversores. Entre ellas se encuentra el high yield, un mercado donde se espera que el número de defaults permanezca en niveles bajos y cuyas compañías han ido extendiendo los plazos de los vencimientos. Eso sí: dentro de uno de los fondos que gestiona, el Schroder ISF US Dollar Bond, Harris sólo asume riesgos en aquellos activos en los que verdaderamente compensa entrar por la rentabilidad que pagan. 

 

En este sentido, de cara a 2012, el gestor reconoce apostar fundamentalmente por compañías con flujos de caja estables y que no tiendan a elevar su deuda. De hecho, Harris reconoce evitar compañías con un elevado apalancamiento o con necesidades de refinanciación muy significativas a corto plazo. “Las mejores oportunidades en el mercado de bonos aparecen cuando la volatilidad empuja a los inversores a deshacerse de activos que, sin embargo, resultan muy atractivos”, asegura. 

 

Al final, el objetivo del fondo es proporcionar rentabilidad a través de un enfoque de inversión flexible que puede adaptarse rápidamente y cambiar de forma activa entre sectores para gestionar los cambios que se produzcan en el entorno del mercado. Uno de los aspectos más relevantes para Harris es una gestión del riesgo que se mide a partir del minucioso estudio de cada compañía que elabora un equipo formado por 30 analistas.  

 

Otro aspecto muy destacable que aplica en el proceso de asignación de activos es la diversificación que realiza a la hora de invertir en títulos de tipo variable y fijo con denominación en dólares emitidos por gobiernos, organismos públicos, emisores supranacionales y corporativos de todo el año, que es en definitiva el universo de inversión del Schroder ISF US Dollar Bond. En los últimos tres años, este producto ha logrado ofrecer una rentabilidad anualizada del 7,8%, un punto más que el índice de referencia.

Lo más leído