“La Fed probablemente reanudará su programa de compra de bonos en 2013”


La Reserva Federal de Estados Unidos ha vuelto a mostrarse decepcionada por la debilidad de la recuperación económica del país y se ha mostrado especialmente preocupada por la falta de avances en el mercado laboral. Aunque pudiera parecer lo contrario, el QE3 pone de manifiesto una realidad que hasta el momento no estaba clara: la autoridad monetaria tiene la firme intención de no endurecer su política monetaria hasta que la recuperación económica sea fuerte y sólida, centrándose especialmente en la mejoría del mercado laboral. En este sentido, en AXA Investment Managers consideran que “Bernanke se ha fijado objetivos muy ambiciosos para devolver a la economía americana a una situación de estabilidad”.

¿Cabe por tanto esperar nuevas intervenciones por parte de la Reserva Federal? Según señala la gestora en su último Investment Spotlight, “es probable que, a principios de 2013, cuando finalice la operación Twist, la autoridad monetaria reanude sus compras de bonos del Tesoro”. La clave estaría en la evolución del mercado laboral. “Hasta que el crecimiento del empleo no dé señales de fortaleza, esperamos que la institución responda con contundencia”, aseguran desde AXA IM. A su entender, esto supone un cambio importante en la manera en la que se aplica la política monetaria en Estados Unidos.

Casi nueve millones de puestos de trabajo se perdieron como consecuencia de la crisis financiera. Tras tres años de recuperación, todavía hay 4,5 millones de empleos menos de los que había a cierre de 2007. “Con este volumen de personas en busca de empleo y ante la contracción fiscal que se avecina, la Fed ha redoblado sus esfuerzos para impulsar la recuperación de la economía estadounidense”. AXA IM recuerda que la autoridad tiene un mandato dual: por un lado controlar la inflación y por el otro fomentar el empleo. “Mientras que ha tenido éxito en el primero de sus objetivos, ha fracasado estrepitosamente en su labor de crear empleo”.

En este punto, desde la gestora creen que la Fed tiene la intención de seguir comprando activos respaldados por hipotecas (MBS) hasta que se produzca una mejora sustancial en el mercado de trabajo. “Una forma de descifrar lo que ellos consideran una mejora sustancial es analizar sus previsiones de desempleo: proyectan que la tasa de paro caiga al 7% a finales de 2014”. Esta estimación se basa en dos pilares: reducción del número de personas que buscan empleo por cuestiones demográficas (jubilación de los baby-boomers) y desistimiento en la búsqueda por parte de los parados de larga duración, lo que no les permite hacer constar como desempleados.
 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído