“La Fed podría tener suficiente ‘munición económica’ para justificar una primera subida de tipos en marzo”


Que la economía estadounidense ha superado la crisis y avanza a paso firme por la senda de la recuperación es un hecho. “A pesar de que el consumo y el sector de la vivienda aún muestren cierta debilidad, la economía estadounidense está entrando en un periodo de crecimiento sostenible y la recuperación es cada vez más generalizada”, afirma Ken Taubes, director de inversiones y director del equipo de gestión de Pioneer Investments en Estados Unidos, quien ha compartido su análisis y sus perspectivas durante un encuentro con periodistas celebrado en Madrid.

“Este año se ha hablado mucho de la influencia del mal tiempo sobre el crecimiento del PIB estadounidense, pero no se ha hablado de todas las subidas de impuestos −sobre la renta, sobre los dividendos, sobre las ganancias de capital, sobre la venta de dispositivos médicos, el aumento de las primas relacionado con la implementación de la Ley de Sanidad Asequible (‘Obamacare’), etc.− que han entrado en vigor en los últimos meses y que probablemente han tenido un impacto mayor sobre el consumo y la inversión”, explica.

No obstante, Taubes cree que en 2015 los consumidores se habrán acostumbrado a estas medidas, lo que debería contribuir a la recuperación del consumo. “Además, esperamos que el año que viene el comercio y el gasto público contribuyan a un crecimiento que, de hecho, se sitúa ya en niveles saludables, cerca del 3% anual”.

El empleo es otro de los factores que el gestor considera positivos para la economía estadounidense. “No es solo que la tasa de desempleo haya caído por debajo del 6% (3% en el caso de los graduados universitarios) sino que existen multitud de indicadores, como el número de vacantes, las solicitudes semanales de prestación por desempleo o el número de personas que dejan voluntariamente su empleo, que nos llevan a pensar que el empleo crecerá con fuerza en los próximos meses. Una persona no deja voluntariamente su empleo a menos que tenga expectativas de encontrar otro pronto”, añade.

De seguir así, Taubes cree que la tasa de desempleo podría situarse cerca del 5,5% −un nivel más normal para Estados Unidos− en el primer trimestre de 2015, con las implicaciones que eso podría tener para la política monetaria de la Reserva Federal. Y frente a los que argumentan que la autoridad monetaria no se verá obligada a subir los tipos de interés mientras la inflación se mantenga en niveles controlados, el experto señala que “aunque la inflación general se ha reducido últimamente por la caída del precio de la energía, la subyacente sí está aumentando”. Por eso, “si el desempleo alcanza el 5,5% en el primer trimestre y la inflación repunta, la Fed tendrá suficiente ‘munición económica’ para justificar una primera subida de tipos en marzo”.

Voto castigo

Con respecto al resultado de las elecciones de mitad de legislatura celebradas esta semana, y en la que los demócratas han perdido el control del Senado a favor de los republicanos, Taubes cree que es un reflejo normal de la frustración que sienten muchos ciudadanos estadounidenses. “Las mejoras económicas aún no han llegado a la economía real”, explica. “Probablemente lo hagan el año que viene −por la mejora del entorno de consumo e inversión y porque probablemente se asiente el incipiente crecimiento de los salarios asociado a una caída del desempleo por debajo del 6%− pero será demasiado tarde para los demócratas”.

Oportunidades

En renta fija, Taubes se decanta por los bonos corporativos estadounidenses, que “no están baratos pero se ven respaldados por unos fundamentales sólidos”. Aunque el experto ha mantenido bonos europeos en cartera en el último año, reconoce que las valoraciones actuales son tan bajas que no ve valor para los inversores estadounidenses. Con respecto al high yield, destaca el buen comportamiento de la clase de activo tras las correcciones sufridas en septiembre. “Los resultados del tercer trimestre han sido buenos y la Fed mantiene una política acomodaticia pese al fin del QE, por lo que creo que el high yield registrará un buen comportamiento de forma sostenible”.

En cuanto a la renta variable, Taubes explica que están sobreponderados frente a la renta fija porque ven más oportunidades asociadas a la recuperación económica. “Las mejoras de beneficios y la búsqueda de rentabilidad y de rentas deberían ser factores de impulso para las acciones”, especialmente teniendo en cuenta que, en su opinión, “no están ni caras ni baratas en términos históricos”.

El gestor se decanta ahora mismo por las empresas de gran capitalización, porque cree que ofrecen más potencial de crecimiento que las pequeñas empresas y suelen salir más beneficiadas en un entorno de crecimiento generalizado de la economía. Eso sí, advierte de que “hay que ser selectivo e identificar de dónde proceden la mayor parte de los ingresos de las empresas”: lo interesante es que sean empresas enfocadas al mercado estadounidense y que, por tanto, puedan beneficiarse de la recuperación.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído