La exposición de los planes de pensiones españoles a renta variable: la sexta más alta de Europa


La exposición a renta variable de los fondos de pensiones europeos sigue siendo baja, con la excepción de Irlanda y Reino Unido, según la encuesta de Mercer de asset allocation de los fondos de pensiones en Europa correspondiente a mayo de 2011 en la que han participado 1.100 planes con activos totales de 550.000 millones de euros. Así, los fondos irlandeses invierten en 50% de sus activos en acciones, mientras en Reino Unido el porcentaje es del 47%. Sin embargo, y debido a las restricciones locales, la posición es muy baja en fondos como los alemanes (5%) o los noruegos (15%). Entre los españoles, la exposición a renta variable es del 34%, la sexta más alta de los 15 países analizados.

 

Sin embargo, mientras los planes más centrados en acciones están intentando diversificar sus carteras fuera del mercado bursátil –por ejemplo, el mercado británico intenta incrementar su exposición a bonos gubernamentales para reducir la volatilidad-, hay otros países como Holanda o España que están aumentando sus asignaciones, lo que refleja “confianza en los mercados de renta variable, apoyada por la mejora de los resultados corporativos en 2010 y los signos de la creciente actividad económica en algunos países europeos”, dice el informe.

Para reducir la volatilidad e incrementar la eficiencia de sus carteras, la otra tendencia clave entre los planes europeos es el uso de activos no tradicionales o alternativos, que ya se está viendo en países como Alemania, Holanda o Irlanda. Por ejemplo, a través de deuda no tradicional o de alta rentabilidad, y también incluyendo activos sensibles a la inflación, como infraestrutruas, madera o agricultura.

De hecho, la encuesta muestra cómo la inflación emerge como principal preocupación: el 80% de los encuestados están ahora más preocupados sobre la subida de precios que el año pasado: los planes están respondiendo incrementando su asignación a activos ligados a la inflación (bono so swaps), activos sensibles a la misma, como materias primas o infraestructuras, o ambos.

En cuanto a su interés en mercados emergentes, los planes han ampliado la búsqueda del crecimiento futuro a estos mercados, no sólo en los mercados de renta variable, sino con todo un rango de oportunidades. Como resultado, la encuesta muestra muchos inversores asignando a través de deuda, bolsa y divisas, así como materias primas e infraestructuras.

En cuanto a las tendencias de futuro, destaca el interés en reducir el riesgo en los próximos 12 meses, bien incluyendo más bonos como Reino Unido o incrementando la diversificación a través de activos alternativos como están haciendo otros países. De ahí que, de cara al próximo año, los activos más populares sean tanto la deuda gubernamental como los alternativos.

 

Fuente: Mercer


Noticias relacionadas

Lo más leído