Por qué el Capital Group European Growth and Income apuesta por España como nunca en sus 15 años de vida


Capital Group lleva invirtiendo de forma activa en el mercado español desde hace más de treinta años, y en la actualidad es uno de los principales inversores institucionales del país. Uno de los vehículos de la firma que ha invertido en empresas españolas de forma constante es el Capital Group European Growth and Income, un fondo con 15 años de vida que está doblemente calificado como Blockbuster y Consistentes Funds People.

La exposición a España en cartera ha ido ganando peso en los últimos meses hasta alcanzar máximos históricos desde el lanzamiento del producto, en el 10,8%. Se trata de una asignación que prácticamente duplica el peso de España en el índice MSCI Europe. Este incremento de la exposición se ha producido después de una reciente visita de los analistas de Capital Group a España; cabe recordar que uno de los pilares del proceso de inversión de la gestora reside en que sus analistas y gestores viajen de forma regular a los distintos países donde invierten, y que durante esos viajes se reúnan con responsables de los bancos centrales y del ámbito político y empresarial.

En el caso de nuestro país, la lectura que han hecho los profesionales ha sido positiva, gracias a que han detectado indicios notables de recuperación económica que remiten a los niveles previos a la crisis: caída del desempleo, recuperación de los precios de la vivienda, aumento de la competencia, mejora del consumo – como refleja la recuperación de las ventas de automóviles-, fortaleza del turismo… “En Capital Group pensamos que este cúmulo de circunstancias favorables se van a mantener a lo largo de 2017, junto con el aumento de estabilidad política que ha ofrecido la formación del nuevo gobierno”, comentan desde la firma. Este cúmulo de aspectos positivos les lleva a pensar que nuestro país podría registrar un crecimiento del PIB de entre el 2 y el 2,5%.

“Muchas economías han tenido dificultades para recuperarse en los años posteriores a la crisis financiera global, pero la mejora de la competitividad que se ha producido en España constituye un ejemplo para el resto”, declaran desde la gestora. Destacan asimismo que “las mejores empresas españolas han logrado evolucionar con el fin de impulsar un crecimiento basado en la exportación”. Por todas estas razones, en Capital Group concluyen que “las oportunidades de inversión que ofrece el país nos parecen sumamente interesantes”.

¿En qué empresas ha invertido el fondo?

Mark Denning y David Riley son los gestores de este producto. Al igual que los otros fondos de Capital Group, la gestión está integrada en carteras modulares, en este caso un compartimento para cada gestor. Ambos profesionales aplican un análisis bottom up que les sirve para identificar valores donde puedan expresar sus más altas convicciónes. Estos valores deben reunir una serie de requisitos: que dispongan de sólidos equipos de gestión, balances saneados y atractivos modelos de negocio y que estén bien posicionadas para obtener buenos resultados a largo plazo, independientemente de dónde se encuentren.

En los últimos doce meses, Denning y Riley han efectuado compras dentro del sector industrial español principalmente, aunque dentro de esa exposición de casi el 11% del fondo también figuran valores de los sectores financiero, sanitario, energético y de eléctricas y gas. La posición española de mayor tamaño en el fondo (y cuarta para toda la cartera) es Abertis Infraestructuras. “Al igual que ocurre con las empresas del sector de las eléctricas y el gas, las empresas de infraestructuras tienden a verse afectadas cuando se produce una venta generalizada en aquellos sectores que, según el mercado, presentan unas características similares a la renta fija. Abertis cumple los criterios mencionados”, indican desde la firma.

Sobre las eléctricas y gasistas, desde la gestora afirman que “se encuentran bien posicionadas para beneficiarse del resultado de las elecciones generales celebradas en España en junio del año pasado, que favorecieron la formación de una coalición favorable al mercado”. Los analistas de Capital Group añaden la siguiente explicación: “En los últimos años, las empresas españolas del sector han sentido los efectos de las reformas que el gobierno puso en marcha en 2012 con el objetivo de reducir el déficit de financiación del sector energético, y algunas de ellas presentan actualmente unos balances sólidos, una exposición geográfica diversificada, un buen potencial de crecimiento y una atractiva rentabilidad por dividendo”.

Sobre el sector financiero español, desde la firma indican que los gestores del fondo están “muy atentos a su evolución”, y destacan que el sector “comienza a mostrar indicios de recuperación, especialmente en lo que respecta a las entidades bancarias”. El único nombre bancario que cita el informe es el del Santander: “Nuestros analistas consideran que el equipo de gestión de Banco Santander presenta una clara orientación estratégica, y los gestores del fondo han incluido a la entidad entre las veinte principales posiciones del fondo”.

El análisis de Capital Group no deja de lado los claroscuros del sector. Por ejemplo, los expertos comentan que “los préstamos corporativos continúan suponiendo un reto, ya que los bancos españoles se ven obligados a competir con los mercados de capital que se han beneficiado de la política de tipos de interés negativos puesta en marcha por el BCE”. No obstante, sugieren que “las próximas subidas de tipos de interés podrían revertir esta tendencia”.

Los analistas consideran que “los márgenes de los bancos parecen haber tocado fondo, ya que la actividad de crédito ha evolucionado desde la concesión de hipotecas a la concesión de créditos al consumo y a la pequeña y mediana empresa”. En este sentido, destacan que muchos bancos “han logrado disminuir sus costes y han introducido una mayor disciplina de gasto, lo que podría contribuir a reducir sus ratios de eficiencia conforme vayan aumentando los márgenes”. Además, aseveran que la disminución de las provisiones – como consecuencia de la reducción de la morosidad- “podría generar un aumento de los beneficios”.

La última observación de los analistas de Capital Group tiene que ver con los activos ponderados en función del riesgo: “Se han mantenido estables, con un crecimiento mínimo de la actividad crediticia, por lo que los bancos españoles están generando un considerable excedente de capital”. Su conclusión es que todos estos progresos deberían favorecer a los dividendos, “aun cuando estos bancos deban aumentar su capital Nivel 1 para cumplir futuros requisitos normativos”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente