La evolución de los sistemáticos: “El alpha de hace 20 años ahora es beta de mercado”


Innovar o extinguirse. La rápida extensión de herramientas sistemáticas en la industria de la gestión de activos ha transformado la manera en la que se bate a los índices. “El alpha de hace 20 años es ahora la beta del mercado”, afirma Maxime Botti, cofundador de RAM, una boutique suiza especializada en gestión sistemática representada en España por Capital Strategies. Hace casi 15 años, cuando la firma estaba dando sus primeros pasos, era innovador identificar tendencias como el value o el momentum y aplicarlo a una cartera. “Ahora eso es simplemente smart beta”, recuerda. Hoy, con el uso de machine learning, entra en juego cientos de nuevas dimensiones, bases de datos y hardware. 

“Hay que evolucionar de la mano de la tecnología”, insiste Botti. El machine learning no es un invento reciente; lo que ha cambiado es que ahora se tiene el poder computacional para aplicarlo a los mercados. 

Pero las casas especializadas en gestión sistemática no solo se enfrentan a la comodificación de sus herramientas. “Nuestro objetivo es generar rentabilidad cuando los mercados se mueven acorde a los fundamentales. Es algo que no podemos lograr cuando domina la irracionalidad”, explica Botti. Entiende la exhuberancia de los mercados actuales como un daño colateral de los bancos centrales. “Los mercado y la economía ahora son menos independientes”, asegura. 

De no haber contado con el apoyo de los estímulos monetarios, 2019 habría sido un año de correcciones. “Y eso es la evolución normal de las bolsas”, recuerda. Precisamente la prolongación del rally es lo anormal en un ciclo económico. Y Botti ve riesgos. “Obliga a asumir riesgos excesivos. Es algo por lo que no estamos dispuestos a pasar”, asevera. 

Quién es RAM 

Servirse de herramientas sistemáticas para encontrar compañías con unos fundamentales excelentes. Ese ha sido el propósito y ADN de RAM, una boutique suiza especializada en gestión sistemática. “Cuando el fondo gana dinero sabemos perfectamente por qué lo hace; también por qué pierde cuando lo hace”, sentencia Botti.

Botti define a RAM como stockpickers ante todo. Su filosofía de inversión se asemeja a la de un inversor fundamental tradicional, con la salvedad de que se sirven del poder computacional para analizar miles de bases de datos y compañías. Su objetivo fundamental es generar alpha, un 3-4% superior al índice, pero controlando el riesgo, insiste. 

En España el RAM (Lux) Systematic Long/Short European Equities, un market neutral con capa ESG, cuenta con el Sello Funds People por su calificación de Favorito de los Analistas. A largo plazo la estrategia ha generado una rentabilidad anualizada del 2,64% (a 5 años y en euros en la clase I-EUR, neto de comisiones), pero a corto plazo el fondo ha sufrido por el entorno de optimismo irracional que comenta anteriormente el co-gestor. “Con las valoraciones actuales es difícil generar alpha sin asumir riesgo injustificado”, defiende. “Pero esta situación no puede durar eternamente”.  

Empresas

Noticias relacionadas