Tags: Negocio | Gestores |

La evolución de los selectores de fondos


Expertos del sector cuentan en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por Capital Group cómo se han producido esos cambios. Para Íñigo Iturriaga, consultor de inversiones y selector de fondos de Credit Suisse, la evolución ha sido muy clara. A su juicio, el selector actual debe tener un conocimiento muy profundo de los mercados financieros, no solo de los gestores como hasta hace unos años: “Tiene que contar con una visión muy buena de los mercados financieros y un buen conocimiento macro; tiene que tender a ser para el cliente un asesor financiero en el sentido amplio, siendo consciente de que su especialización son los fondos. Creo que esa es la evolución natural de un selector”.

Pablo Mansilla, responsable de fondos de inversión de Santander Private Banking, asegura que el papel del selector ha cambiado de forma considerable. Afirma que “la profesionalización es ahora mucho mayor, y también su integración en la cadena dentro de las entidades financieras, desde el gestor, el banquero, los servicios centrales o los clientes. Es un rol que antes era más híbrido o era más intercambiable o se combinaba más con otras funciones dentro del análisis, la selección y la gestión. Ahora es claramente independiente e indiscutible, y es lo principal a destacar de la evolución de estos años, que hay un mercado propio de selectores de fondos y que es una figura independiente en todas las entidades y cada vez más profesional”.

019

En esa independencia y profesionalización insiste también Belén Blanco, directora de BBVA Quality Funds. “El selector cada vez se constituye más como una unidad independiente, que, además de las capacidades propias de la selección, necesita de otras para poder realizar una aproximación holística al mundo de los fondos internacionales y poder contribuir de manera importante en toda la cadena del proceso inversor, comunicándose de manera eficaz con el resto de los eslabones participantes en esta cadena”. Además, destaca varias circunstancias que han afectado a la figura del selector en los últimos años.

Entre ellas, la incorporación en prácticamente todas las entidades financieras de los fondos de terceros, dentro de su oferta de producto y cada vez a través de una mayor tipología de soluciones de inversión, la mayor diversificación por tipología de clientes que tiene acceso a la arquitectura abierta, antes dirigida casi exclusivamente a las bancas privadas, y la mayor amplitud de productos que son objeto de selección por parte de estos equipos que, adicionalmente a los fondos de gestión activa tradicional, suelen analizar actualmente, como es el caso en BBVA, ETF, fondos alternativos líquidos o fondos especializados en la gestión de activos ilíquidos, lo que ha hecho que el abanico de productos que se cubre desde la selección sea ahora muy superior y que se requiera una mayor especialización en esta función.

020

Productos cada vez más complicados

Pilar Aranda, analista de Bankinter para el gestor digital del banco Popcoin, coincide en que el selector de fondos tiende a una mayor especialización, “y sobre todo va a tener que ser capaz de discriminar en un contexto en el que la oferta de producto cada vez es mayor”. Además, también subraya que están surgiendo fondos de nueva generación sumamente complicados que hay que ser capaz de manejar, y explicárselo bien al cliente.

En este último ámbito de relación con el cliente, Álvaro Fernández, director para Iberia de Capital Group, añade que una capacidad destacada de los selectores, más alejada de su función principal, es “la de comunicar la selección de los fondos que se ha realizado y explicarla, tanto internamente como externamente”.

054

César Martínez, director de Asesoramiento y Análisis de Producto de Bankia Banca Privada, destaca el nuevo papel que está jugando la tecnología, pero asegura que, pese a esta irrupción de nuevas herramientas, el selector sigue teniendo “el papel tradicional de sentarse con el gestor del fondo que se está analizando y saber cuáles son sus ideas, sus formas de trabajar, conocer sus modelos. Y ese es un papel que sigue siendo muy tradicional, y para el que hay que tener también cierto olfato. Son dos aspectos, la novedad y la tradición, que se mezclan”.

A Pablo García, responsable de selección de fondos y arquitectura abierta de CaixaBank AM, le ha sorprendido de ese proceso de evolución de los selectores su capacidad de mimetización y de adaptación a los cambios: “La rapidez con la que estos equipos se adaptan para conseguir de una forma eficiente satisfacer las nuevas necesidades del mercado y de los clientes me ha sorprendido y ha sido espectacular. De hecho, creo que una de las principales ventajas que tienen los selectores es esa agilidad para poder adaptarse a las circunstancias y el gran conocimiento de mercado, derivado en el caso de CaixaBank AM de la experiencia acumulada por los selectores no solo en dicha función, sino en otras funciones anteriores en distintas áreas relacionadas con los mercados financieros”.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído