La Europa emergente de Aberdeen


Tribuna de Paula Mercado, Dra. de Análisis de Vdos.

Los mercados emergentes de renta variable de Europa del Este se recuperaron durante octubre ante las expectativas de que los mayores Bancos Centrales extendieran la aplicación de estímulos adicionales. El Banco Central Europeo hacía alusión a incrementar su programa expansivo hacia final de año, mientras que la Reserva Federal mantenía los tipos sin cambios, aunque apuntaba una posible subida en diciembre.

Consecuentemente, la categoría VDOS de Renta Variable Internacional Emergentes Europa es la más rentable durante noviembre, con un 4,42 por ciento de revalorización, acumulando un 10,19 por ciento en el año. De este grupo de fondos, el mejor comportamiento lo registra la clase A2 de capitalización en euros de ABERDEEN GLOBAL - EASTERN EUROPEAN EQUITY, con una rentabilidad en el año de 15, 24 por ciento.

Tomando como referencia el índice MSCI EM Eastern Europe 10/40, la filosofía de gestión del fondo tiene un cierto sesgo value. El equipo gestor cree que, aprovechando las ineficiencias de los mercados, la identificación de empresas de calidad, con un precio razonable, permite obtener retornos superiores manteniéndolas en cartera a largo plazo. Estiman que los fundamentales sólidos apoyan la cotización de los valores a lo largo del tiempo, por lo que buscan identificar buenas compañías, a través de análisis de primera mano, con el valor añadido de una gestión activa, que supone un seguimiento cercano e intensivo a nivel corporativo.

Consideran que el retorno absoluto es más importante a largo plazo que el comportamiento respecto a un índice y que ni la capitalización de mercado ni el hecho de formar parte de un índice es garantía de calidad. Por esta razón, pueden tomar posiciones en compañías alejadas del índice de referencia, siempre y cuando estén apoyadas por la convicción de su equipo de análisis. No creen que la divergencia respecto al índice de referencia suponga un incremento del riesgo, mientras que invertir en compañías poco rentables sí que lo sería.

Los gestores de cartera se ocupan también del análisis, operando cada mesa de forma independiente pero cada uno con sus mejores ideas, que forman la base de las carteras. Todas estas ideas se comparten vía comités y bases de datos, coordinadas por los jefes de mesa y el Jefe de Inversiones, que aportan consistencia al grupo.

La responsabilidad del día a día del fondo recae en el equipo de renta variable que, con Devan Kaloo a la cabeza, cuenta con catorce integrantes. Devan Kaloo es Director del equipo de Renta Variable Global de Aberdeen Asset Management desde julio pasado. Con anterioridad fue Director Global de Mercados Emergentes de Renta Variable y director de Mercados y Gestión de Carteras de Mercados Emergentes, en Aberdeen AM, habiendo desempeñado anteriormente el cargo de Gestor Senior en Aberdeen Asset Management Asia. Se incorporó a la gestora en febrero de 2001, como integrante del equipo de gestión de Asia, para más adelante pasar a ser responsable de Asia ex-Japón, así como gestor de carteras de mercados emergentes y sector tecnológico. Devan Kaloo fue anteriormente parte integrante de la Mesa de Norteamérica en Martin Currie durante cinco años, antes de ser transferido primero al equipo de gestión global y más adelante al de carteras asiáticas. Se graduó con honores en Gestión y Relaciones Internacionales por la Universidad de St. Andrews y cuenta asimismo con un postgrado en Análisis de Inversión por la Universidad de Stirling.

El equipo sigue un proceso de inversión bottom-up, basado en una valoración de empresas a través de visitas directas. La selección de compañías es la mayor fuente de alfa. Ningún valor se adquiere sin que los gestores hayan tenido una primera reunión con los directivos de la compañía. Estiman el valor de una empresa en base primero a su calidad, después a su precio. La calidad se define en referencia al equipo directivo, focalización del negocio, balance y gobierno corporativo. El precio se calcula en relación a ratios financieras clave, mercado, competencia y negocio potencial.

Los factores top-down son secundarios en la construcción de la cartera, priorizando diversificación sobre geografía y sectores. La gestión de las carteras de Aberdeen es generalmente conservadora, con énfasis en el tradicional ’comprar y mantener’ y con preferencia por vender ganancias, manteniendo posición original, o bien incrementar una posición, en lugar de operaciones de venta, resultando en un bajo nivel de rotación. Típicamente obtienen mayores retornos sobre capital/activos y menor deuda sobre capital que la media del mercado.

Aberdeen no cuenta con un equipo de análisis como tal, sino que sus gestores combinan el papel de analistas y gestores de cartera. El noventa por ciento de su análisis es propietario, al objeto de controlar y evitar riesgos innecesarios de seguridad. El uso limitado de análisis externo proviene principalmente de brokers globales y locales y se utiliza al inicio de su proceso inversor para identificar las compañías que desean analizar en detalle, pero también como fuente adicional de información y comparación de su propio análisis. Nunca se apoyan en análisis de brokers para tomar una decisión de inversión. Asimismo, se proponen como objetivo mantener reuniones con las compañías incluidas en el núcleo de sus carteras al menos una vez antes de invertir, así como revistarlas con periodicidad anual.

La cartera incluye entre sus mayores posiciones la cadena rumana de distribución Magnit (8,90%) la petrolera rusa Oil Co Lukoil (8%) el mayor grupo bancario de Rusia y Europa del Este Sberbank (7%) el conglomerado turco de la construcción Enka (4,40%) y Akbank (4,20%) uno de los mayores bancos turcos. Por país, las mayores ponderaciones corresponden a Rusia (40,90%) Turquía (25,20%) Polonia (10,70%) República Checa (3,60%) y Suiza (3,50%) mientras que por sector, Financiero (30,50%) Consumo Básico (29,90%) Energía (12,90%) Salud (7,20%) e Industrial (5,40%) representan las mayores ponderaciones.

La historia de rentabilidades del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2012, batiendo al índice de su categoría durante 2013 y 2015. A tres años, registra un controlado dato de volatilidad, respecto al resto de fondos de su categoría, de 17,50 por ciento, posicionándose en el quintil cinco por este concepto. A un año, su dato de volatilidad es de 22,36 por ciento, su Sharpe es de 0,30 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 4,21 por ciento. La suscripción de la clase A2 de capitalización de ABERDEEN GLOBAL - EASTERN EUROPEAN EQUITY requiere una inversión mínima de 1.500 dólares (aproximadamente 1.416 euros), aplicando a sus participes una comisión fija de 1,75 por ciento y de depósito de hasta 0,80 por ciento.

El fondo proporciona exposición a tres economías clave en la región: Rusia, Turquía y Polonia. Una mayor integración con la Unión Europea apoyará la continuidad en la convergencia de estándares, infraestructuras y nivel de ingresos. Por otra parte, Europa del Este se está convirtiendo en una importante localización de producción para compañías globales que buscan reducir costes. Aunque la Unión Europea es vital para muchas de estas economías, sus mercados domésticos están también desarrollándose rápidamente. Se espera que infraestructuras y consumo doméstico debieran apoyar un crecimiento continuado de la economía de estos países. La región ofrece valor, se ha desapalancado y se beneficiará de la estabilización económica y la recuperación económica de Europa occidental, por lo que el equipo gestor espera un buen nivel de crecimiento a largo plazo para las empresas de la región.

A pesar de lo volátil de este segmento de mercado, el comportamiento del fondo ha sido excelente durante el año y su control de la volatilidad bastante notable, correspondiéndole la calificación cinco estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha a continuación.
 

Profesionales

Lo más leído