Tags: Gestores | Renta Fija |

La estrategia que está siguiendo un gestor que puede hacer casi lo que quiera en el mercado de renta fija


El Legg Mason Western Asset Macro Opportunities es uno de los fondos estrella de Legg Mason Global AM en el mercado español, como evidencia el hecho de contar con sello Funds People, calificación Blockbuster. Su gestor, Ken Leech, puede implementar su visión haciendo prácticamente lo que quiera en el mercado. Sus únicos límites: no superar el 10% de volatilidad, mover la duración en el rango comprendido entre los -5 y los +10 años y superar el 50% en high yield, divisas que no sean dólar y deuda emergente.

Leech basa su estrategia en una visión macroeconómica sobre la que, actualmente, mantiene una visión positiva. “Creemos que el crecimiento global mantendrá una trayectoria positiva: el crecimiento estadounidense sigue haciendo gala de resistencia y Europa y China recobran dinamismo. Si bien el crecimiento de EE.UU. se ha ralentizado, no observamos ninguna debilidad de gran calado que pudiera poner en riesgo la continuidad de la expansión. Esperamos que el crecimiento se mantenga en una horquilla de entre el 2% y el 2,25% en 2019 y que la inflación muestre unos niveles similares a los de 2018”, afirma en declaraciones a Funds People.

La Fed adoptó una postura acomodaticia y declaró que no espera realizar ninguna subida de tipos este año. “El objetivo principal de la autoridad monetaria americana es preservar y ampliar la recuperación económica en EE.UU. Llevar a cabo más subidas de tipos sería contrario a este objetivo, dado que podría ralentizar el crecimiento. De hecho, para evitar una reversión de la curva de rendimientos —que apuntaría a una recesión—, la Fed podría incluso recortar sus tipos este año. Es necesario tener en cuenta que la Fed se muestra cada vez más preocupada por el reducido nivel de la inflación, dado que las expectativas sobre este parámetro se sitúan muy por debajo de su objetivo del 2%. En general, los bancos centrales están aplicando medidas para ampliar la expansión, destacando que no hay riesgo de que la inflación aumente de forma inminente”.

Estrategia en deuda corporativa con grado de inversión

A su juicio, “el atracón de títulos BBB de 2018 se ha convertido en una dieta sin deuda en 2019”, pero Leech cree que no todos los títulos con calificación BBB son iguales. “Somos muy selectivos en términos sectoriales e industriales y priorizamos los sectores de banca, energía e industria básica, donde probablemente asistamos a más revisiones al alza por parte de las agencias de calificación”.

“En EE.UU. los fundamentales corporativos siguen siendo positivos, si bien mantenemos un sesgo prudente hacia sectores como los de alimentación y bebidas, salud/farmacéutico y automoción. Seguimos priorizando los sectores de banca, energía y metales y minería. En Europa contamos con un sesgo hacia los títulos financieros frente a los no financieros en vista de sus sólidos balances y del margen de repunte de sus diferenciales, mientras que en Australia mantenemos sobreponderaciones en sectores específicos, pero contamos con un enfoque de duración reducida para gestionar el riesgo de diferenciales. Los sesgos sectoriales siguen orientados a los títulos financieros, los REIT y los suministros regulados”, detalla.

Estrategia en high yield

Leech considera que existe una oportunidad de valor relativo en este segmento, dado que actualmente las valoraciones de los préstamos bancarios parecen interesantes en comparación con los títulos de alto rendimiento, algo poco habitual. “En EE.UU, tras el notable ajuste de los diferenciales en el mercado de alto rendimiento estadounidense, somos conscientes de que, en vista de las valoraciones, la generación de carry probablemente representará el grueso de las rentabilidades futuras. Estamos infraponderados en los títulos con calificación CCC, habida cuenta de sus valoraciones y de que nos encontramos en la última fase del ciclo crediticio, y sobreponderados en metales y minería (por ejemplo, cobre), los títulos cíclicos de servicios a los consumidores, el sector financiero y las posibles «estrellas nacientes”.

En Europa, estima que los beneficios corporativos han mostrado cotas razonables por ahora. “Estamos monitorizando los riesgos para el crecimiento regional a corto plazo y, en términos sectoriales, el automovilístico y el de distribución. Actualmente, los factores técnicos son favorables, con una emisión neta mínima y ciertos flujos de entrada en el sector de distribución”.

Estrategia en mercados emergentes

Después de un 2018 sumamente convulso (subida de tipos en EE.UU., apreciación del dólar, reducción del crecimiento global), Leech ve que los mercados emergentes presentan una oportunidad excepcional, si bien no exenta de volatilidad, según las valoraciones actuales. “En deuda pública, algunos títulos de deuda pública emergente denominada en dólares con grado de inversión y de alto rendimiento siguen siendo atractivos desde el punto de vista del carry y de la rentabilidad total. En estos momentos, creemos que la deuda pública denominada en divisa local es el segmento más interesante del universo de divisas emergentes en vista de los elevados rendimientos reales y de las perspectivas más acomodaticias de los bancos centrales de los mercados emergentes. Priorizamos los bonos denominados en divisa local de países estables con una inflación moderada, como Indonesia, la India, Brasil y Rusia”, revela.

En lo que respecta a la deuda corporativa emergente, cree que los bonos con calificaciones de entre BBB y BB- (crossover bonds) constituyen el mejor medio para exponerse al segmento de deuda corporativa emergente, y prioriza las empresas alineadas con la deuda pública de su país y aquellas que generan ingresos en divisas fuertes.

Últimos cambios realizados en la cartera

1. El gestor mantiene una duración larga en EE.UU., pero conserva una postura táctica con respecto a la duración en la cartera general. “Observamos valor en los títulos estadounidenses con vencimientos intermedios, así como en los bonos con mayores vencimientos que pueden contrarrestar el riesgo de diferenciales en las carteras más generales”, afirma.

2. También mantiene una modesta exposición larga a la deuda pública italiana, así como una exposición modesta a la deuda corporativa con grado de inversión, con preferencia por los emisores financieros y el sector energético.

3. Habida cuenta de las valoraciones actuales, el gestor conserva una exposición muy modesta a la deuda de alto rendimiento, centrándose en rising stars que albergan el potencial de ver su calificación revisada al alza hasta grado de inversión.

4. Por último, siguen posicionados para beneficiarse de las primas de riesgo en la deuda emergente manteniendo la exposición a ciertos mercados de deuda emergente denominada en divisa local, como México, la India, Sudáfrica e Indonesia. “Mantenemos una posición corta en el dólar estadounidense frente a ciertas divisas emergentes, como el peso mexicano, la rupia indonesia, el rand sudafricano y la rupia india”, concluye.

Captura_de_pantalla_2019-05-06_a_las_14

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído