La estrategia de Luiz Ribeiro en el nuevo fondo DWS Invest Latin American Equities


Un estilo de inversión en el que la selección de valores basada en los fundamentales juegue un papel determinante. Esa es la estrategia que Luiz Ribeiro, responsable de Renta Variable Latinoamericana de DWS Investments, sigue en el DWS Invest Latin American Equities, fondo de inversión de reciente creación que busca aprovechar el crecimiento estructural que actualmente disfrutan las economías latinoamericanas. “No existe ninguna duda de que las ineficiencias del mercado generan oportunidades para aquellos que realicen una gestión activa, siempre y cuando sepas identificar correctamente cuáles son las compañías que disfrutan de un mayor potencial”, asegura.

En una presentación celebrada en Madrid, Ribeiro se mostraba convencido de que la presencia local del equipo de inversión resulta crucial para añadir a la cartera las empresas que representan las mejores oportunidades de inversión. “Sólo contando con la experiencia local se pueden tomar las decisiones a tiempo y de una manera más efectiva”, algo que al mismo tiempo permite llevar a cabo con éxito el gran objetivo que se ha propuesto el experto a la hora de construir su producto: “construir una cartera de alta convicción”.

En este sentido, “la valoración es el aspecto clave”. Tal y como explica, “unos flujos de caja sostenibles a largo plazo es lo que determina la evolución de las acciones”. Así pues, la labor de los equipos locales se centra en buscar compañías con perspectivas de crecimiento sostenibles que estén siendo infravaloradas por el mercado. El hecho de contar con un equipo local muy preparado no significa, sin embargo, que Luiz Ribeiro  renuncie a las herramientas que pone a su disposición DWS Investments: un equipo global de mercados emergentes que, a su juicio, añade valor a la cartera.

El cuadro macroeconómico de Latinoamérica es envidiable. “La tasa de desempleo cae mientras la economía se acelera”, afirma el experto. En esta recuperación del crecimiento económico tiene mucho que ver las expectativas de fuerte aceleración en la economía de Brasil que Ribeiro estima que crezca a un ritmo del 4,1%, más del doble de lo que lo haría este año. “Las empresas brasileñas están revisando los beneficios al alza, sin que por ahora exista el riesgo de asistir a sorpresas negativas”. A esto hay que añadir que –en su opinión- las valoraciones que ofrece el mercado brasileño están baratas, por lo que el margen para que veamos nuevas alzas es muy amplio.

Clara apuesta por el mercado brasileño

Según explica, los progresos que está haciendo el país servirán para atraer a los inversores. Si bien es cierto que la negativa evolución registrada por la Bolsa carioca no ha sido un factor que ha ayudado a incrementar el interés del inversor, la situación podría cambiar bruscamente como consecuencia de una recuperación del apetito por el riesgo. “Brasil está siendo capaz de controlar una inflación que antaño se había desbocado”. En este sentido, se prevé que los precios avancen un 5,3% el próximo año, la misma estimación con la que se estima cerrará este año.

El peso de Brasil en el fondo es claro. El 67% del total está invertido en este mercado, un porcentaje que supera en casi diez puntos al índice de referencia. A Ribeiro le gustan especialmente las compañías relacionadas con el consumo doméstico, algo que fundamenta en el incipiente crecimiento que está experimentando una clase media cada vez más consumista. Las entidades financieras y las empresas de materiales de construcción son las que gozan del mayor en el fondo, con un 23%, respectivamente. Le siguen muy de cerca los valores ligados al consumo (22%). Por el contrario, infrapondera energéticas y, sobre todo, operadoras de telecomunicaciones. Petrobras es la mayor convicción, al ocupar un 10% de la cartera. La segunda es Gerdau (5,4%).

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído