La escasez es la base del crecimiento


“Crecimiento” es un término emotivo en el mundo de la inversión, que lleva consigo ideas de empresas “caras” (lo contrario a “valor”, que nos hace pensar en acciones baratas) o de un rápido crecimiento de ventas que contagie a la cotización de la compañía. Nosotros tenemos un punto de vista diferente, preferimos centrarnos en empresas que están bien posicionadas para que crezca el valor básico de su negocio a largo plazo. Esto se basa en nuestra creencia de que los accionistas serán los principales beneficiados a medida que las empresas se esfuerzan en generar valor.

Las empresas de este perfil comparten algunas de características generales, aunque cada compañía tendrá sus propias diferencias. Primero, deben de ser capaces de “crear valor” generando rentabilidades altas sobre las inversiones que realicen y reinvirtiendo el flujo de caja resultante - es clave que sea a tasas de retorno rentables – para expandir su negocio.

Segundo, tiene que existir alguna razón por la que el negocio pueda seguir generando estos beneficios y encontrar oportunidades de crecimiento. Mantener rentabilidades altas requiere algo especial – un gran equipo de gestión, por ejemplo- algo que no puedan copiar las empresas rivales. Esa “cosa especial” es a lo que nos referimos cuando hablamos de “bienes escasos” – recursos físicos, intangibles y de organización que poseen algunas empresas y que no pueden ser copiados por la competencia. Bienes escasos son aquellos que diferencian a una compañía de sus competidores.

En la medida en la que una empresa tenga más “bienes escasos”, mayores serán las posibilidades de que crezca el valor de su negocio. Un ejemplo ideal, en nuestra opinión, es Procter & Gamble (P&G). Esta compañía es uno de los mayores productores de bienes de consumo del mundo con una capitalización de mercado de 180.000 millones de dólares y algunos de los retornos de capital más altos de la industria. Aun así, no siempre se considera a P&G una empresa de "crecimiento". Sin embargo, esa rentabilidad de capital tan alta, con el añadido de una amplia gama de “bienes escasos”, es precisamente lo que proporciona a la P&G una capacidad extraordinaria para crear valor y crecer en el largo plazo.

En conclusión, el crecimiento no consiste en incrementar ventas, ni depende de una fuerte actividad económica – ya que estas dos situaciones son posibles sin necesidad de ver una mejora en el valor intrínseco de la empresa. Para nosotros, el crecimiento lo representan aquellas empresas que son capaces de generar una alta rentabilidad sobre sus inversiones de capital. Esto requiere bienes escasos, diferenciadores de la competencia, lo cual subraya nuestra creencia en la escasez como el principal motor del crecimiento.

Lo más leído