La encrucijada de Walewski: ¿mantener en cartera los valores que no han funcionado o cambiar el posicionamiento?


El Alken European Opportunities acumula en lo que va de año una rentabilidad del 4%, tres puntos por debajo de su índice de referencia. Las tecnológicas es el segundo sector que cuenta con un mayor peso en la cartera del fondo (25%) y también el que más ha lastrado a la estrategia. Concretamente, han sido las posiciones en Micron Tech (4,58%), Seagate Tech (5,1%) y Western Digital (6,3%) las que han ejercido de principales detractores. La disyuntiva a la que se ha enfrentado Nicolas Walewski era evidente: ¿debe mantener en cartera los valores que no han funcionado o cambiar la estrategia que había venido siguiendo hasta ahora? En una reciente presentación celebrada en Madrid, el gestor lo ha dejado muy claro. “Sigo confiando plenamente en los valores que no han funcionado. Soy optimista con respecto a ellos”, afirma.

Micron Tech, la compañía que más daño ha hecho a la estrategia en 2015, es quizás el valor en el que el gestor se muestra más entusiasta. “Cotiza con un PER de cinco veces. Es una oportunidad increíble. Lo que he hecho es añadir más posiciones a la cartera. Estoy comprando una buena compañía a precios irrisorios. Micron Tech es una empresa que en el pasado ha destruido valor para los accionistas. Ese es el principal motivo por el que los inversores se muestran más decididos a vender sus acciones cuando hay turbulencias. No reparan en pensar que la vida de la empresa ha cambiado”, manifiesta. A nivel sectorial, consumo cíclico, tecnológicas e industriales son los segmentos del mercado en los que actualmente Walewski prefiere centrarse en el Alken European Opportunities. Financieras (-17 puntos frente al índice), consumo básico (-9,7) y salud (-8,6), las grandes infraponderaciones.

La menor apuesta por el sector financiero, donde prefieren bancos pequeños vinculados a la demanda interna, se debe principalmente a su visión escéptica sobre el incremento de la demanda de crédito (tanto en lo que respecta a hipotecas como créditos al consumo). Y eso a pesar de que el gestor se muestra confiado en la continua mejoría del consumo en Europa, lo que le hace apostar por compañías como Ryanair o Valeo, los dos valores que más han aportado este año a la estrategia en términos de rentabilidad. Dentro del sector consumo le gusta el segmento retail, donde considera clave ser muy selectivos, eligiendo aquellas compañías que más se beneficien de la recuperación del consumo y sepan adaptarse a los cambios. “Algunas siguen un modelo de negocio equivocado”, afirma. Su gran apuesta es Inditex, que se sitúa en la octava posición de mayor peso en la cartera, aunque en su lista de empresas españolas también aparece Ferrovial.

“Inditex una empresa que ha sabido adaptarse a los cambios que ha provocado Internet, al contar con un sistema integrado que le permite vender en todo el mundo”. El grupo textil gallego es la octava posición de mayor peso en la cartera del fondo. Se trata de una compañía que ha batido al mercado anualmente en más de 20 puntos en los últimos 10 años. “En el futuro probablemente lo siga superando a un ritmo inferior, quizás de 10 puntos básicos, lo cual es suficiente para mi. En este tipo de compañías los beneficios pueden crecer muy rápidamente”, asegura. Otro de los sectores que a Walewski le gustan pero donde cree importante ser muy selectivo es el industrial. “Evito las compañías químicas, sector en el que quizás existan oportunidades, pero donde todavía soy escéptico. Pero, sobre todo, lo que evito son todas aquellas empresas industriales ligadas al sector petróleo y gas”.

En consecuencia, y por extensión, el sector energético es la principal posición corta en el Alken Europe Absolute Return (-16%), producto de retorno absoluto que también gestiona y que este año acumula una rentabilidad del 4,5%, con una volatilidad del 9%, muy inferior a la del índice. El fondo es un buen termómetro para determinar cómo ven en Alken el mercado. La posición corta en energéticas ha sido una de las estrategias que mejor le han funcionado. “Las malas noticias para el sector todavía están por venir. Esperamos ver bancarrotas. Las habrá. Algunos de los proyectos que se suponía estaban respaldados por una sólida financiación ya no lo están. Es un sector en el que hay muchas tensiones. Existen momentos para comprar estos valores, pero todavía no ha llegado. El riesgo es muy elevado”, señala Walewski.

Aunque el gestor considera que el barril de petróleo podría irse a 60-65 dólares,  no cree que estos niveles sean sostenibles a largo plazo. Sin embargo, para él lo más importante es los efectos positivos que la caída del precio del crudo tendrá sobre la economía, efectos que –según el gestor- aún no se han dejado sentir. “Estamos lejos de haber empezado a ver los beneficios que esto tendrá sobre la economía y el consumo. Calculo que tardaremos en comenzar a verlo dos, tres años”. Este es uno de los principales motivos por los que se sigue mostrando muy positivo sobre la evolución del mercado de renta variable europeo, del que dice cotiza a un valor razonable. “La economía europea se está recuperando y se encuentra inmersa en un proceso de lento desapalancamiento, mientras que la caída del precio del petróleo supone una bajada de impuestos, al poner dinero en el bolsillo de los ciudadanos”, sentencia el gestor de Alken.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído