La empresa familiar cotizada europea, mejor inversión que la no cotizada


La empresa familiar cotizada europea ha creado más valor para sus accionistas durante la última década que la no familiar, ya que han obtenido  una rentabilidad bursátil muy superior a la de las no familiares. Esta es la principal conclusión del estudio "La creación de valor en la empresa familiar europea cotizada (2001-2010)", realizado por el IE Business School y Banca March.

Según el informe, una inversión de 1.000 euros en el año 2001 en la cartera ponderada por capitalización de las empresas familiares cotizadas en Europa habría generado un valor al final de la década de 3.533 euros, frente a los 2.241 euros producidos por la cartera de empresas no familiares. Esto supone 500 puntos básicos de rentabilidad adicional por año y una rentabilidad media anual acumulada del 13,6% de la cartera de familiares frente al 8,6% de las no familiares.

El estudio analiza una muestra de 2.423 empresas europeas con más de 50 millones de euros de capitalización bursátil, de las cuales un 27% son  familiares. Entre ellas, se encuentran gigantes como Roche,  LVMH o Volkswagen.

Por países, Italia es el país donde la empresa familiar cotizada tiene mayor representación en comparación con la no familiar (52%), seguida de Francia (49,6%), Portugal (45,83%) y España (42,11%). Sin embargo, en el ranking de las  25 mayores empresas familiares por capitalización bursátil, sólo aparece una española,  Inditex, aunque FCC, Prosegur y Ferrovial están en la lista de las de mayor número de empleados.

Otros datos relevantes del estudio indican que la empresa familiar es además capaz de generar más beneficios con sus activos (Valor medio del ROA 4,6% frente al 4% de la no familiar). Y además, accede a la financiación a un menor coste, ya que el tipo de interés que soporta por su deuda es inferior.

El mercado no valora tan positivamente este “efecto familia”, ya que a pesar de estas ventajas a la hora de crear valor para sus accionistas, las empresas familiares cotizaban en el año 2010 con descuento sobre las no familiares, con valores del PER inferiores prácticamente a lo largo de todo el periodo (PER medio familiar, 18.8 y 22.8 no familiar).

Más valor y más empleo

El estudio demuestra además que  las empresas familiares no sólo han creado más valor para sus accionistas, sino que también han generado  más empleo que las no familiares a lo largo del periodo 2001-2010, con un crecimiento medio anual del  3,4% frente al 0,8% para las no familiares. De hecho, estas empresas no sólo han creado más puestos de trabajo en el periodo analizado, sino que además han actuado como un seguro, al mantener e incluso generar empleo en las fases de desaceleración económica, mientras que las no familiares lo destruían.

La existencia de este seguro podría explicar los resultados obtenidos en el estudio que indican una mayor productividad laboral y  un menor coste salarial de las empresas familiares, ya que estarían indicando una contrapartida por parte de los empleados ante esta mayor estabilidad del empleo.

Finalmente el estudio también analiza las 100 empresas familiares que mayor rentabilidad bursátil han ofrecido a sus accionistas durante 2001-2010. Entre ellas, empresas como Puma, Audi o Arcelor Mittal. Seis de estas empresas familiares Top 100 son españolas: Prim S.A., Duro Felguera, Obrascón Huarte, Vidrala, Prosegur y la Compañía Española de Viviendas en alquiler.

El pasado mes de abril, March Gestión lanzó The Family Businesses Fund, un fondo de inversión de renta variable global que invierte exclusivamente en una selección de las mejores empresas familiares.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído