Tags: Banca privada |

Sebastián Albella: "En tiempos de crisis la probabilidad de fraudes es mayor"


Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que todo puede pasar. Los imprevistos existen y para afrontarlos lo mejor es haberse anticipado. Prevenir antes que curar. En este sentido, Sebastian Albella, presidente de la CNMV, destaca de la institución que dirige “su supervisión preventiva” que se vuelve fundamental ante posibles fraudes que “en tiempos de crisis la probabilidad de que surjan es mayor”. Albella ha subrayado la labor de protección al inversor que realiza la CNMV en el acto central de celebración del día de la educación financiera, que en esta ocasión se ha llevado a cabo in streaming. Por sexto año consecutivo la CNMV y el Banco de España han organizado el evento principal que en esta ocasión ha contado con la participación de las ministras Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Agenda Digital, e Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional.  

Este año el lema elegido ha sido “Finanzas responsables, finanzas para todos” con el que se ha querido poner el foco en la responsabilidad que tienen tanto los proveedores de servicios financieros como la sociedad en general a la hora de establecer la relación entre ambos para la contratación de un producto de inversión o financiero. Albella argumentaba la relevancia de que los ciudadanos adquieran formación en materia financiera para que sepan en qué invierten, para que entiendan lo que significa invertir de forma diversificada y que toda inversión conlleva costes. También ha insistido en la función de los supervisores sobre todo ante la aparición de chiringuitos financieros.

La crisis ocasionada por la pandemia nos deja múltiples retos pero entre ellos la situación económica a la que nos enfrentamos. Por eso, la ministra Celaá ha querido recalcar que es más necesario que nunca que los ciudadanos comprendan el complejo contexto económico en el que se rodean. La ministra apuntaba a la escuela como el mejor lugar para formar a los jóvenes en competencias financieras que ayudarán también a reducir desigualdades futuras. También abogaba por reforzar la colaboración publico-privado en materia de educación financiera y cogía prestado unas declaraciones de Annamaria Lusardi, profesora de la Business School de la universidad The George Washington, para elevar la importancia de la formación en esta materia: “en el siglo XXI, la educación financiera es una habilidad tan necesaria como leer y escribir”.

Pero si dos intervenciones han estado muy en la línea estas han sido la de la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Ambos han puesto el acento en el ejercicio de la responsabilidad a la hora de evitar los endeudamientos excesivos. En este aspecto la última intervención de la catedrática de Ética de la Universidad de Valencia, Adela Cortina, deja una frase relevante para la reflexión en la que recoge la idea de que las finanzas responsables son el conjunto de la ética, la educación y las finanzas. “No hay felicidad humana si no está enmarcada en la justicia”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas