La economía europea, al borde de la recesión tras caer un 0,2% en el segundo trimestre


Los 17 países de la zona del euro vivieron un segundo trimestre en negativo y ni siquiera el crecimiento del 0,3% logrado por Alemania consiguió evitar que acabaran el segundo trimestre con una caída del 0,2% (tal como esperaban los analistas). Tras un primer trimestre plano, la economía de la región se asoma al abismo de la recesión, según los datos facilitados hoy por la oficina estadística europea, Eurostat.
 
Alemania minoró algo la caída, pero su evolución tampoco es halagüeña, ya que viene de subir un 0,5% en el trimestre anterior. Eso sí, ha superado en una décima las previsiones de los expertos gracias a la evolución de las exportaciones y el consumo de los hogares, aunque el motor europeo esté claramente en terreno de desaceleración, lo que facilita más la caída del área euro en la recesión en el próximo trimestre. 
 
Francia, el segundo mayor país del continente, se mantuvo de nuevo plana en el segundo trimestre (algo mejor de lo previsto), en tanto que Italia retrocedió siete décimas, una más que entre enero y marzo. España, por su parte, acentuó su caída, desde el 0,3% de marzo, hasta el 0,4% de junio, en tanto que Portugal se convirtió en el país más ahogado, con un descenso del 1,2% (Eurostat no da datos de Grecia ni Irlanda en su estadística).
 
Azad Zangana, economista europeo de Schroders, asegura que "mirando hacia el futuro, es probable que la resistencia de las principales economías de Europa se ponga a prueba en los próximos trimestres, ya que los indicadores adelantados sugieren una disminución de los pedidos y una confianza empresarial cada vez menor”. Y añade: “Las perspectivas siguen siendo muy inciertas, considerando la naturaleza de la crisis de deuda soberana, aunque esperamos un mayor deterioro en las cifras de crecimiento en el tercer trimestre antes de que se produzca un punto de inflexión al final del año".
 

Chris Bullock, cogestor del fondo Henderson Horizon Euro Corporate Bond, destaca que los datos son medianamente buenos para Alemania y Francia, pero apostilla que sólo reflejan el pasado y que los inversores deben ser inteligentes y tener en mente que los datos del trimestre en curso está siendo muy débiles, incluidos los de Alemania, y que hay muchos acontecimientos problemáticos de forma inminente.

Para el experto, septiembre será en particular un mes intenso. Uno de los acontecimientos importantes va a ser la publicación de los resultados de las auditoras acerca de la banca española. "Mientras se siga dependiendo de una estricta condicionalidad, necesitaremos ver las preferencias de España sobre la petición de ayuda antes de que actúe (el Banco Central Europeo). Es fácil imaginar que los gobiernos español e italiano serán reacios a aceptar determinadas condiciones, por lo que parece que este episodio tendrá aún más idas y venidas antes de definirse", argumenta Bullock.

El gestor de Henderson sigue convencido de que permanecerán los tipos ultrabajos en el mundo y con mínimos crecimientos. En este contexto, es probable que siga habiendo mucha demanda por la renta fija, creando un escenario favorable tanto para los emisores de renta corporativa como para los inversores.

 
 
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído