La dualidad de InverCaixa Gestión: gestión activa y pasiva en sus dos nuevos lanzamientos


InverCaixa Gestión, la gestora de activos de CaixaBank, acaba de lanzar al mercado español dos nuevos fondos de inversión: uno de gestión activa y de renta variable internacional, el FonCaixa Cartera Bolsa Europa Divisa Cubierta, y uno de gestión pasiva con formato de fondo índice, el FonCaixa Cartera Bolsa USA Divisa Cubierta.

A lo largo de los últimos meses, InverCaixa Gestión ha alternado el lanzamiento de fondos con objetivo concreto de rentabilidad a vencimiento con el de fondos activos. Por un lado, la gestora está haciendo un esfuerzo por fomentar la gestión de autor dentro de su gama de vehículos de gestión activa. Pero, por otro, no quiere perder el tren de tránsito que está llevando el patrimonio de los inversores nacionales desde los fondos garantizados hasta los fondos de rentabilidad objetivo.

En su apuesta por la gestión de autor, InverCaixa Gestión pretende dar a conocer entre sus clientes a los responsables últimos de los fondos activos. Aunque existan comités de inversión internos y filosofías de equipo dentro de las grandes gestoras españolas que están bajo el paraguas de grupos bancarios, sus directores son conscientes de que, cada vez más, los partícipes piden concretar sus necesidades en gestores que estén al frente de los fondos en los que ellos invierten sus ahorros. Esta realidad dual se refleja en el caso de la gestora de CaixaBank.

FonCaixa Cartera Bolsa Europa Divisa Cubierta

El nuevo fondo de renta variable internacional de InverCaixa Gestión invertirá, como explica su folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en acciones europeas y tendrá como referencia el índice Morgan Stanley Capital International Europe Local Currency. Las compañías invertidas pueden estar radicadas tanto en la zona euro como fuera de ella, donde el fondo prestará especial atención a las empresas de Reino Unido y Suiza. Para inversiones realizadas en divisas distintas del euro, se cubrirá el riesgo divisa, riesgo cuya exposición máxima podrá ser del 2%. Los valores serán normalmente de alta o media capitalización bursátil, aunque los de pequeña capitalización también podrían tener cabida en cartera. Hasta un 30% del patrimonio podrá canalizarse a través de otros fondos, ya sean de la propia InverCaixa Gestión o de terceras gestoras.

El coeficiente de correlación entre los rendimientos diarios del valor liquidativo y los del índice de referencia, en términos anuales, será superior al 75% y la desviación media prevista es del 7,5%, detalla la firma, que podrá invertir directamente en valores o cestas de valores que integran el índice o mediante la utilización de derivados, “en función de lo que sea más ventajoso”.

La parte no invertida en renta variable se invertirá en renta fija pública o privada, depósitos y monetarios no negociados pero sí líquidos con calidad crediticia mínima media de BBB-, es decir, con grado de inversión, y con un vencimiento medio de la renta fija inferior al año y una duración inferior a los tres meses.

Su inversión mínima inicial es de una participación y sus comisiones por gestión y depósito, del 1,875% y del 0,175%, respectivamente. También cuenta con comisiones indirectas de gestión del 1,8% y de depósito del 0,3% como consecuencia de la inversión en fondos de terceros, entre los que se excluyen los propios fondos del grupo.

FonCaixa Cartera Bolsa USA Divisa Cubierta

Por su parte, el nuevo producto pasivo de InverCaixa Gestión replicará el índice Standard & Poor’s 500 Hedged Euro. Como explica el folleto del fondo en la CNMV, se estructurará la cartera según la composición del índice, con el propósito de que se alcance una rentabilidad similar a la del índice replicado, si bien la misma se verá afectada por las comisiones y gastos aplicables al fondo. La desviación máxima no podrá superar el 5%.

Invertirá directamente en los valores o cestas de valores del índice. La elección de uno u otro procedimiento será “exclusivamente en base a criterios de eficiencia, optando en cada momento por el procedimiento que resulte económicamente más ventajoso”, adelanta la entidad. La exposición mínima a renta variable es del 75%. Para la exposición a divisas distintas del euro, “básicamente dólar estadounidense”, se cubrirá el riesgo divisa, cuya exposición máxima será del 2%. Hasta un 30% del patrimonio podrá canalizarse a través de otros fondos, ya sean de la propia InverCaixa Gestión o de terceras gestoras.

La parte no invertida en renta variable se invertirá en renta fija pública o privada, depósitos y monetarios no negociados con calidad crediticia mínima media de BBB-, es decir, con grado de inversión, y con un vencimiento medio de la renta fija inferior al año y una duración inferior a los tres meses.

Al igual que en el anterior, su inversión mínima inicial es de una participación y sus comisiones por gestión y depósito, del 1,875% y del 0,175%, respectivamente. También cuenta con comisiones indirectas de gestión del 1,8% y de depósito del 0,3% como consecuencia de la inversión en fondos de terceros, entre los que se excluyen los propios fondos del grupo.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído