Tags: Latam |

“La disparidad entre las naciones desarrolladas y las emergentes habrá de cerrarse para el año 2030"


A pesar del rápido crecimiento en la captación de capital registrado en las últimas dos décadas, los mercados de capitales de los países emergentes siguen siendo subdesarrollados en relación al tamaño de sus economías. Las 20 naciones emergentes representa sólo el 22% de la capitalización bursátil mundial, y el 14% de los mercados mundiales de bonos corporativos y soberanos. Sin embargo, los expertos del Instituto de Investigaciones de Credit Suisse estima que hacia el 2030, la participación de los mercados emergentes será mucho mayor. 

Estiman que alcanzarán una participación en la capitalización bursátil global de hasta el 39%, mientras que para los bonos corporativos y los bonos soberanos alcanzarán del 36% y el 27%, respectivamente. El doble de su actual participación en el mercado. En el caso particular de los BRIC, estiman que aumentarán su participación en el universo de valores globales al 26% para finales del 2030, superior al 11% registrado en el 2014 y del 2% de 1996. Asimismo, indican que dentro de los mercados emergentes, los BRIC representarán un 66% de capitalización de mercados de valores para el 2030, frente al 52% de este año y el 21% en 1996.

“La disparidad entre las naciones desarrolladas y las emergentes en el universo de los mercados globales de capitales habrá de cerrarse para el año 2030. Esto se debería ver impulsado gracias a una gran contribución desproporcional del mercado de valores emergentes y de la oferta y demanda de bonos corporativos accionados por el crecimiento en fondos de inversión, pensiones y seguros nacionales dados los índices relativamente altos de ahorro que prevalecen entre las economías emergentes. Además, la creciente capacidad de los corporativos en mercados emergentes para acceder a los mercados de capitales en moneda local los protege contra el riesgo de exposición a la volatilidad del tipo de cambio imprevisto”, explica Stefano Natella, encargado de investigación de valores y banca de inversiones en Credit Suisse en Nueva York.

Los expertos de Credit Suisse han calculado que la tasa de crecimiento compuesto anual nominal en dólares de los Estados Unidos a 17 años de cualquier clase de activos serán los valores de mercado emergentes y los bonos corporativos al 13%. Consideran que esto irá seguido por bonos soberanos de mercados emergentes al 8%, que duplicarán el ritmo de crecimiento de sus contrapartes desarrollados. Credit Suisse prevé que el crecimiento en los valores de mercados desarrollados, en bonos corporativos y soberanos bajará a un ritmo del 7%, 5% y 3%, respectivamente. En consecuencia, el valor de mercado para los valores emergentes, los bonos corporativos y soberanos aumenta a 98 billones de dólares, 47 billones y 17 billones, respectivamente, en términos de dólares nominales entre 2014 y 2030, frente a las ganancias de 125 billones, 52 billones y 24 billones de dólares, respectivamente, para estas clases de activos en el mundo desarrollado.

China superará a Reino Unido y Japón

Aunque hacia el año de 2030 el mercado estadounidense seguirá siendo el principal mercado de valores con una capitalización de 98 billones de dólares y un peso del 35%, el mercado de China superará tanto al del Reino Unido como al de Japón para convertirse así en el segundo mercado principal con una capitalización de 54 billones y un peso del 19%. En los próximos 17 años, Credit Suisse estima que la participación de China se incrementará al 60% o 3,6 billones de dólares, lo que representa un aumento nominal de 5.5 veces. "Esta proyección está basada en el supuesto de que la cuenta de capitales de China se liberalizará en los siguientes 17 años, con lo que los inversionistas extranjeros tendrán acceso al mercado de acciones A", explican los expertos de la entidad.

Lo más leído