La desesperación de los gestores de renta variable españoles


Con el Ibex35 cayendo en el año un 16% y una volatilidad del 22%, ser gestor de bolsa española no es tarea facil actualmente. En los últimos meses, el análisis fundamental de poco ha servido y los mercados se mueven al son de las decisiones políticas y los datos macroeconómicos, con sesiones bursátiles de auténtico sube y baja en las que, hasta los más pacientes, llegan a perder los nervios.

 

La situación de los gestores varía dependiendo del mandato de sus productos. No es lo mismo aquel que sólo invierte en renta variable, al que puede incluir renta fija y llevar su cartera a posiciones más conservadoras o el que combina la gestión de varios productos. "Menos mal que, al menos nosotros tenemos otro tipo de productos en los que poder centrarnos ahora, porque si tuviéramos que vivir sólo de la renta variable española iríamos muy mal", asegura un gestor de una entidad independiente nacional. En todo caso, aquellos que se centrar en renta variable están elevando, en su mayoría, sus posiciones de liquidez. "Ahora mismo estoy en máximos de liquidez en cartera de los siete años que llevo al frente del fondo. Prefiero equivocarme estando a medio invertir, que suba el mercado y quedarme a medias que al revés. Además estoy con cero exposición a bancos", dice un gestor.

 

Frente a la opción de estar fuera del mercado, otros prefieren aprovechar los vaivenes a corto plazo. "Hay que intentar coger los bandazos del mercado y ya no creerte las tendencias. Tomar una posición en la que estés comodo e intentar gestionarla de la mejor manera posible", asegura otro de los principales gestores de bolsa española quien también tiene la cartera en máximos de liquidez.

 

Un consuelo para estos gestores podría ser que baten al índice haciendo bueno eso del "mal de muchos...", pero la realidad es que es un triste consuelo que ni ellos mismos se creen. "Sí, lo hacemos mejor que el índice pero no sirve de nada, igualmente vamos a terminar el año con grandes caídas y eso no es bueno para los clientes", dicen. El Ibex35 pierde en el año un 16% y en la categoría de VDOS de renta variable nacional hay 55 de los 95 fondos que la componen con mejores resultados que la referencia, liderando el ránking el ETF inverso de Lyxor, con una subida del 8,8%. Este producto convierte en ganancias las caídas del mercado. En segunda posición se sitúa el Aviva Espabolsa, con un descenso del 9,2% y el Caja Ingenieros Iberian Equity con una caída del 9,36% y el Allianz Bolsa con una pérdida del 9,64%.

 

Uno de los grandes miedos de estos profesionales es quedarse sin trabajo. "Ahora es el momento de agarrarse a la silla y esperar a que esto pase, que no te lleve el tsunami que se está viviendo. Confiar en que la gestora tenga paciencia y aguante", asegura un gestor. "Está claro que todos estamos igual, accionistas, clientes, jefes... así que no les toca otra más que esperar", dice otro. "Anímicamente esto ya es muy complicado", resume un gestor. "Llevamos cuatro años de crisis, quitando 2009 que igualmente fue un año difícil de gestionar", explica.

 

"El problema es que lo que está pasando queda fuera de tu alcance  y el trabajo que has estado haciendo hasta ahora, de poco sirve", dice otro. Así, gestores que hasta ahora aseguraban centrarse exclusivamente en el análisis de las empresas y dejaban de lado el análisis macroecononómico, han empezado ahora a tener en cuenta estos factores. "Por primera vez, me estoy preocupando de cosas que hasta ahora ni miraba. Cada mañana miro cómo está el CDS de España o qué noticias llegan de Bruselas y Alemania, dedicando menos tiempo al análisis y valoración de compañías que, en estos momentos, de poco sirve. Los criterios lógicos se han tirado por la ventana en los últimos meses", explica un gestor.

 

Ante la pregunta de si les sigue gustando ser gestores, la respuesta mayoritaria es afirmativa. "Sí, claro, la vocación no se pierde. Te lo tienes que tomar más como una experiencia, que te ayudará a curtirte en esto de la gestión", asegura un gestor. "Al final, siempre se habla de los gestores que han sufrido años malos de mercado y ahí es donde se demuestra su valía. Confiemos en poder mirar atrás y pensar que pasamos con éxito esta travesía". En todo caso, todos confían en que esta "locura" pase pronto. "Porque sé que esto es una vez en la vida, pero si supiera que íbamos a vivir esta situación cada cuatro o cinco años, no podría seguir gestionando. Es muy frustrante", asegura un gestor.

Lo más leído