Tags: Gestores |

“La crisis se debe a una valoración incorrecta del riesgo y a fallos en los sistemas de control de riesgos”


Fotos de la cena anual de CFA Spain

El consejero delegado adjunto de CFA Institute, Robert R. Johnson, considera inadecuado culpar de la crisis de los mercados financieros a las normas de contabilidad que obligan a valorar los activos a precio de mercado o a la toma de posiciones cortas por parte de los gestores alternativos.



“La razón profunda de esta crisis, que es la más grave que he vivido en los mercados financieros, está en una valoración inadecuada del riesgo y en los fallos de los sistemas de control de riesgos”, señala Johnson en una entrevista concedida a Funds People.



“En una encuesta reciente que hemos realizado, el 79% de los consultados se mostraba contrario a suspender el criterio de valor razonable (“fair value”). Y el 85% de los casi 600 CFA que participaron en este sondeo consideraron que esa medida reduciría aún más la confianza del público y los inversores en el sistema bancario europeo”, añade.



Para el responsable de CFA Institute, la solución pasa por reforzar los criterios éticos en la práctica de la profesión financiera. Johnson reconoce la necesidad de aumentar la regulación, pero sin excesos. “Nos preocupa que la reacción de los políticos se mueva como un péndulo y nos lleve de la actual regulación, claramente insuficiente, a una sobrerregulación. Junto con otras organizaciones, estamos trabajando con reguladores y Gobiernos para encontrar un punto de equilibrio”, explica.



Johnson acudió a Madrid para dar una conferencia en la cena anual de CFA Spain. El acto, que incluyó la entrega de diplomas, contó con la participación de miembros de la asociación. Borja Durán, presidente de CFA Spain, fue el responsable de presentar el evento.

CFA tiene más de 97.000 miembros (400 en España) y está presente en 57 países. “El mundo financiero se ha vuelto mucho más complejo y hace falta una mayor formación de los profesionales, así como una mayor cultura financiera por parte de los inversores. En momentos de mercado alcista, la educación financiera y los principios éticos no son algo que interese demasiado a la gente. Es en tiempos de crisis cuando queda claro su importancia. La manera de salir de la crisis es a través de la educación y de la ética”, señala Johnson.



El consejero delegado adjunto de CFA Institute recalca que, para recuperar la confianza en la actividad del sector financiero, los profesionales deben saber que no pueden comprometer sus principios. “Nuestro código de ética se basa en dos premisas fundamentales: poner los intereses del cliente primero y dar a conocer cualquier conflicto que se presente”, afirma.

Johnson defiende la necesidad de una mayor transparencia. “En el caso de los hedge funds, es cierto que nadie obliga a la gente a invertir en organizaciones o vehículos poco transparentes. Pero creo que una mayor transparencia lleva siempre a tomar mejores decisiones de inversión”, destaca.

Lo más leído