La crisis política empieza a afectar a la confianza del inversor español


La confianza del inversor español ha experimentado este año un importante empeoramiento. Así lo refleja la encuesta que trimestralmente elabora J.P.Morgan AM, que muestra que el índice de confianza bajó a -2,02 puntos en el primer trimestre del año después de que en 2015 hubiese estado en positivo. Este resultado, además de romper una dinámica positiva del inversor español y de llevar al índice a terreno negativo, supone caer al nivel más bajo desde mediados de 2013. Por primera vez en la historia de la encuesta, que lleva realizándose ya ocho años, los inversores que esperan que los mercados desciendan no señalan a la crisis como principal causa de la caída. La incertidumbre política entra con fuerza y es señalada por el 40,3% de los inversores como el motivo más importante en una expectativa negativa hacia los mercados bursátiles. Así, muestran su preocupación por la falta de gobierno en España, por la situación política actual y por las próximas elecciones.

Aumenta la buena opinión respecto de los fondos de inversión y la solvencia de los bancos

La cantidad de inversores que arrojan una opinión positiva sobre los fondos de inversión asciende a un 40%, lo que supone un máximo histórico. También cabe destacar otro máximo histórico en la percepción de los inversores españoles respecto de la solvencia de los bancos nacionales. Más del 66% de los encuestados se muestran de acuerdo o muy de acuerdo con esta afirmación. La cifra de encuestados que acuden al mercado con una mentalidad de no perder dinero a la hora de invertir desciende a mínimos desde el tercer trimestre de 2007. Frente a esta cifra, aparece el máximo histórico de inversores que buscan rentabilidad en sus inversiones pero con cierta seguridad, que asciende a un 43,7%. También está en máximos el número de inversores que se apoyan en el asesor. Más de la mitad (un 57,5% de los encuestados) buscan dicho asesoramiento a la hora de intentar sacar la mayor rentabilidad a sus ahorros. Por otro lado, el número de inversores que renuncian a este servicio cae a mínimos de forma pronunciada.

Con respecto a las expectativas hacia la bolsa española, si bien estas descienden respecto de la encuesta anterior, se sitúa en segunda posición con un 26,2% a menos de dos puntos del mercado europeo. Cambian posiciones también los mercados estadounidense y asiático, pasando el americano a tercera posición con un 16,7% por un 12% del asiático. El mercado japonés y los mercados emergentes quedan en última lugar respectivamente pero a menos de un punto de diferencia el uno del otro.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído