“La crisis ha puesto de manifiesto la importancia de tener una cartera bien diversificada”


“España es un mercado con potencial que está poniendo en valor el papel que debe jugar el fondo de inversión como vehículo para el ahorro”. Así lo considera Lucía Catalán, directora general para España y Portugal de Goldman Sachs AM, quien asegura, “el dinero vuelve a entrar en los fondos, que son el mejor instrumento para canalizar la inversión por la diversificación que ofrecen, la gestión profesionalizada y el pago diferido de impuestos. El cliente español es cada vez más sofisticado y busca sobre todo reducir el riesgo. La crisis ha puesto de manifiesto la importancia de tener una cartera bien diversificada”, indica.

Según explica la responsable en una entrevista, el cambio que está dando la industria en España está siendo para mejor. “La concentración de las redes hace que el mercado español se empiece a parecer otros países de Europa, donde existen cuatro o cinco entidades de gran tamaño que acaparan la mayor parte de la distribución. Además algunas entidades independientes que asesoran a sus clientes han crecido mucho. Esto es una consecuencia de que el cliente da mas valor al asesoramiento independiente ahora. Por el tamaño de la economía española, el nuevo escenario se antoja más adecuado”, afirma.

En este entorno, Catalán se muestra convencida de que las grandes firmas con buen producto y las boutiques especializadas en un determinado nicho de mercado saldrán reforzadas. “La situación de la industria es mejor que el año pasado. Está entrando dinero de los depósitos al mundo de los fondos, donde estamos viendo flujos netos positivos. El capital que viene de los depósitos bancarios tiene que buscar una casa, ya que los tipos a los que se remuneran estos productos ya no resultan atractivos”, afirma. En renta fija, por ejemplo, Catalán asegura estar detectando demanda por las clases con duración cubierta en fondos como el GS Global High Yield y GS Growth & Emerging Markets Debt emitida en dólares, ya que el inversor empieza a descontar una posible subida de los tipos de interés en Estados Unidos.

Sin embargo, la mayor atención la acapara el GS Growth & Emerging Market Debt Local. “La diferencia en este caso es que el mercado de deuda emergente emitida en divisa local es mucho más amplio y de mayor liquidez, con una calificación crediticia que, además, alcanza el grado de inversión. El inversor institucional se está mostrando muy activo en la compra de este fondo. "En términos generales, estamos percibiendo entradas estructurales en deuda emergente. No es dinero que entra tan rápidamente como sale, sino que responden a un posicionamiento estratégico en el activo”.

Rotación gradual hacia la renta variable

Asimismo, Catalán afirma haber apreciado una rotación gradual hacia la renta variable. “No se están produciendo salidas ni en monetarios ni en renta fija. Los bajos niveles de impago hacen que el inversor mantenga su apuesta por fondos como, por ejemplo, el GS Global High Yield. Lo que sí hemos percibido es que aquellos inversores que estaban en liquidez entran ahora directamente en fondos de renta variable”. En este punto, Catalán pone el acento en las captaciones registradas por su gama ‘CORE’, los fondos GS US CORE Equity y GS Growth & EM CORE Equity, la cual “está teniendo una buena acogida por parte del inversor institucional al ser productos con buen track record y muy competitivos en cuanto al coste”.

Según explica, estos fondos están siendo reconocidos por el cliente institucional como sustituto de los ETF por tener unos costes de gestión muy competitivos en la clase institucional: 0,5% del fondo americano y 0,6% del fondo emergente. “Los gestores capaces de batir al índice de manera recurrente atraen mucho interés. Los clientes tienen las cosas cada vez más claras. Saben quién es el mejor en cada clase de activo. Si tienes un buen producto, tienes cliente. Éste valora especialmente la transparencia y la información que le proporcionas. Quieren que seas una extensión de su equipo de análisis y te exigen rapidez en el servicio”.

Las novedades de GSAM

“El GS Global Strategic Income Bond va a ser nuestra gran apuesta de cara al segundo semestre. Es el fondo que aglutina las mejores ideas del equipo de renta fija y de divisas de GSAM y se presenta como una buena alternativa a los depósitos. Se caracteriza porque todos los primeros espadas de la firma hacen sus aportaciones a la cartera. Este producto multiactivo encaja perfectamente con lo que demandan la mayoría de nuestros clientes: diversificación geográfica y por clase de activo así como descorrelación con respecto a otros fondos de su universo por tener las divisas como una de las estrategias que aportan alfa. Además de una volatilidad controlada en torno a un 4-5% y un objetivo de rentabilidad de entorno a un 5%”, señala. Sin embargo, no es el único as que tiene previsto jugar Catalán en el mercado español.

“Acabamos de registrar en España un nuevo producto de renta fija emergente ‘blend’, el GS Growth & EMD Blend, especialmente pensado para aquellos clientes que se sienten atraídos por la deuda emergente pero que tienen dificultades a la hora de elegir correctamente el momento de invertir o que no saben qué clase de activo resulta más atractiva, por ejemplo, en el momento de decantarse por deuda emitida en divisa local o en dólares”, explica.

El adiós de Jim O’Neill

Del que fuera el presidente de la gestora hasta hace escasas semanas, Catalán lo define como una persona muy carismática y un gran comunicador. “Su carta semanal era una buena forma de saber lo que estaba ocurriendo en el mundo a través de sus ojos. Aunque se haya ido, O’Neill siempre va a estar ligado a GSAM. Su legado ha dejado huella en la forma de ver el mundo”. Fue el padre del término BRIC, lo cual fue muy rompedor en su momento. “Hoy, las perspectivas que se generaron entonces sobre los países bajo esas siglas se han materializado”.

En el legado de O’Neill también figura el término de los N-11, integrado por los que en la casa consideran que son los países emergentes con mayor potencial de crecimiento para los próximos años. “El GS N-11 Equity que es el fondo donde estamos viendo las mayores entradas. Es un producto muy bonito de explicar, ya que es el producto que representa el despegue del consumo de la clase media en los países emergentes. No es un tema de marketing. El consumo es una temática de inversión que puede resultar muy rentable, como demuestra el hecho de que este año el fondo esté sacándole ocho puntos al índice de referencia”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído