La crisis de las cuatro torres


Cuatro Torres Business Center, comúnmente conocido como Las Cuatro Torres, conforma el parque empresarial más moderno de Madrid, compuesto en su origen por los cuatro edificios y un amplio centro de convenciones. Su evolución, desde que empiezan las obras en 2004, se ha confirmado como un gran indicador económico de lo acontecido en España hasta día de hoy.

Desde comienzos del proyecto, se han ido modificando los planes iniciales en concordancia con los acontecimientos económicos. El primer hecho relevante se efectúa en 2007 - todavía en fase de burbuja inmobiliaria – con la adquisición de la Torre Repsol por Caja Madrid, pagando 815 millones de euros. Al año siguiente, se produce la caída de Lehman Brothers, que desencadena el fenómeno del Credit Crunch internacional. Tras este trascendental suceso, Las Cuatro Torres ven ralentizados de forma drástica su actividad e índice de ocupación.

Tenemos que esperar hasta el mes de octubre del presente año para ver lleno el Centro Financiero, una vez cerrado el acuerdo entre Bankia y el fondo soberano Abu Dhabi IPIC. Este último episodio se trata de una pieza más del puzle compuesto por los importantes ajustes que ha llevado a cabo el sector privado, principalmente por la importante mejora de la competitividad empresarial y un elogiable incremento de las exportaciones (impulsadas por la falta de demanda interna), que se han visto reforzados por la reciente entrada de capital extranjero.

En la otra cara de la moneda, nos encontramos con que el anteriormente citado centro de convenciones -responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid- vio paralizadas sus obras en septiembre de 2010 por falta de presupuesto. Esta situación pone de manifiesto que el sector público no ha realizado correctamente sus deberes.

Aunque recientemente se hayan producido importantes acontecimientos positivos para nuestra economía, como pueden ser la bajada de la prima de riesgo, el incremento de la calificación crediticia por parte de Fitch, la destacable mejora de la balanza comercial o la importante entrada de dinero del exterior (donde se incluye a Bill Gates), el Indicador de las Cuatro Torres evidencia la necesidad de profundizar en los ajustes a realizar por la Administración Pública para mejorar su competitividad y asegurar su viabilidad económica.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído