La confianza se dispara entre los gestores


El sentimiento de los inversores ha mejorado fuertemente desde los mínimos del mes de julio y los gestores han aumentado su asignación de activos a renta variable, negocio inmobiliario y materias primas, según indica la encuesta de gestores de BofA Merrill Lynch del mes de agosto. Con todo, el cambio anímico supera con mucho al cambio en las carteras, advierten los expertos.

El 15% de los 173 panelistas que participaron en la encuesta global –y que tienen 491.000 millones de dólares bajo gestión- creen que la economía global se fortalecerá en los próximos 12 meses, frente al 13% que decía en julio que la economía se debilitaría. Un cambio de 28 puntos porcentuales, el mayor desde el periodo comprendido entre abril y mayo de 2009, con la recuperación de la crisis de crédito. En este contexto de mayor optimismo, los temores sobre las perspectivas de los beneficios corporativos se han reducido: ahora el 21% espera un deterioro en los mismos el próximo año, frente al 38% del mes anterior.

Este cambio de humor se debe en parte a las mayores expectativas de intervención económica por parte del Banco Central Europeo. La proporción del panel que espera una actuación en el tercer trimestre es del 38%, frente al 29% de julio. La evolución de la economía china también es fuente de optimismo, pues el 14% del panel regional cree que mejorará, en lo que supone la lectura más positiva desde noviembre de 2010.

“El aumento de la confianza en agosto parece ser más un triunfo de las proyecciones políticas que de los datos económicos. Como indica la encuesta, el riesgo es ahora que la falta de acción política lleve a una negativa reacción en los mercados globales”, comenta Gary Baker, responsable de Estrategia de Renta Variable Europea en BofA Merrill Lynch Global Research.

Menos pesimismo con Europa y más apetito por el riesgo

En cuanto a la asignación geográfica, los inversores son ahora menos pesimistas con Europa y un mayor número infraponderaría renta variable de EEUU (el 9%) antes que la europea (el 5%). Aunque dicen que la deuda soberana europea es el mayor riesgo, se muestran también nerviosos con el “precipicio fiscal” de EEUU. Actualmente, el 13% de los asignadores de activos infrapondera las bolsas de la eurozona, la mitad que en julio.

Por activos, los inversores han aumentado el apetito por los de mayor riesgo, pero de forma más modesta que la mejora del sentimiento. Así, las asignaciones a los inmobiliarios se han movido hacia terreno de sobreponderación por segunda vez desde 2007 y han alcanzado su mayor nivel desde enero de dicho año, con el 5% neto sobreponderando la clase tras el 3% de infraponderación de julio.

Además, el 12% neto sobrepondera renta variable, frente al 3% de infraponderación el mes pasado, mientras la infraponderación de materias primas pasó del 13% al 2% en términos netos. Los gestores también han reducido su posición de liquidez hasta el 4,7%, 0,2 puntos por debajo de julio.

Con todo, Michael Hartnett, responsable de Estrategia de Renta Variable Global de BofA Merrill Lynch Global Research, advierte de que “las posiciones de los inversores no indican un punto de inflexión en el ciclo de inversión, pues las asignaciones a renta fija siguen altas y se siguen evitando los sectores más cíclicos dentro de la renta variable”. Además, entre las presiones de los inversores están las demandas de liquidez, pues el 43% del panel cree que el pago de dividendo y las recompras de acciones “son la utilización más importante del cash flow”, por delante del gasto del capital y el fortalecimiento del balance. Es el nivel más alto desde noviembre de 2010.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído